Martes, 19 de septiembre del 2017

Abimael Guzmán: conoce quién fue este terrorista que desangró al Perú

Abimael Guzmán.

El sanguinario cabecilla terrorista de Sendero Luminoso tiene hoy 82 años

Abimael Guzmán Reynoso tiene 82 años y ahora lo vemos en las audiencias judiciales como un anciano débil que no sería capaz de ocasionar todo el daño que causó, pero basta con retroceder en el tiempo aquella noche del 12 de septiembre de 1992, cuando fue capturado por agentes del GEIN, observar sus gestos y escuchar sus palabras para entender de quién estamos hablando.

Fue el cabecilla de Sendero Luminoso, uno de los movimientos terroristas más sanguinarios del mundo, responsable según la CVR de más de 30 mil muertes de peruanos desde 1980. 

LEE: Abimael Guzmán: así fue la captura del sanguinario cabecilla terrorista

Nació en 1934 en la localidad de Mollendo, Arequipa. Es hijo de Abimael Guzmán y Berenice Reynoso, quien lo abandonó cuando tenía 8 años.

“Siempre fue errante, forastero en un lugar y otro, sobreviviente. Nunca tuvo un lugar suyo, ni una cosa, ni una habitación”, aseguró el periodista Umberto Jara, autor del libro ‘Abimael, el sendero del terror’.

Abimael Guzmán estudió Derecho y Filosofía en la Universidad Nacional de San Agustín en Arequipa y fue ahí donde empezó a interesarse en el Marxismo. Luego en 1962 fue contratado como catedrático de Filosofía en la Universidad San Cristóbal de Huamanga en Ayacucho. 

Viajó a China en 1965, aquel viaje a la China de Mao Tse Tung le cambió la vida, radicalizando su pensamiento e importando la lucha armada.

Luego pasó a la clandestinidad y se convirtió en el líder de una facción del Partido Comunista Peruano, del que se desprendió el nombre de Sendero Luminoso en honor a una frase de José Carlos Mariátegui. Abimael Guzmán adoptó el alias de presidente Gonzalo y empezó a abogar por una revolución maoísta dirigida por los campesinos.

LEE: Gobierno condecoró a los 86 miembros del GEIN que capturaron a Abimael Guzmán

En sus inicios Sendero Luminoso, se redujo a círculos académicos en las universidades peruanas, pero a finales de la década del 70 el movimiento se convirtió en un grupo subversivo centrado en Ayacucho y el 17 de mayo de 1980 lanzó su guerra contra el Estado peruano quemando papeletas electorales en Chuschi, en Ayacucho  con el propósito de irrumpir en las primeras elecciones democráticas. Fue el primer atentado de Sendero Luminoso.

Reclutó miles de miembros, llegando a controlar territorios rurales en el centro y sur el país, llegando a tener presencia incluso en áreas cercanas a Lima.

El 13 de octubre del 2006, en un nuevo juicio, Abimael Guzmán Reynoso fue sentenciado a cadena perpetua y hoy pasa sus días en una prisión de la Base Naval del Callao.