Lunes, 27 de marzo del 2017
Huaicos

Delito de tráfico de influencias no ha prescrito en el caso de Toledo

Delito de tráfico de influencias no ha prescrito en el caso de Toledo | Actualidad Horas antes el hábeas corpus que presentó fue rechazado por la Corte Suprema

Alejandro Toledo. Foto: Andina

Horas antes el hábeas corpus que presentó fue rechazado por la Corte Suprema

El juez Richard Concepción Carhuancho aclaró que no hay prescriptibilidad del delito de tráfico de influencias en el caso de Alejandro Toledo por lo que la orden de captura en su contra sigue en pie. Es el mismo magistrado que ordenó los 18 meses de prisión preventiva contra el exmandatario.

[LEE: Abogado de Toledo: Uno de los delitos que se le imputan ha prescrito]

“Hay que tener en cuenta que la excepción de prescripción, la defensa de Toledo solo la planteó respecto del delito de tráfico de influencias más no por el delito de lavado de activos. Nosotros consideramos que debe leerse de manera integral. El delito de tráfico de influencias no ha prescrito para Alejandro Toledo”, indicó Concepción Carhuancho.

Tras ello, Benítez confirmó que presentará un recurso de apelación para que la Corte Suprema revise el tema. Además, si está no atiende el pedido, acudirá al Tribunal Constitucional. Esta es la última instancia a la que acudir en el país.

“Ante estas circunstancias, no hay garantías para que vuelva Alejandro Toledo con esto que hace el Poder Judicial, creo que ninguna persona tendría garantías para presentarse ante la justicia”, declaró Benítez.

Horas antes, el Juzgado Penal de la Corte Superior de Justicia de Lima rechazó el hábeas corpus que presentó Benítez, abogado de Toledo. El recurso era para dejar sin efecto la orden de prisión preventiva contra el expresidente.

[LEE: Alejandro Toledo: PJ rechazó hábeas corpus y Heriberto Benítez indica que apelará]

Como se recuerda, el juez Carhuancho dictó 18 meses de prisión preventiva contra Toledo luego de que la Fiscalía sustentara que el ex jefe de Estado recibió una coima de 20 millones de dólares de Odebrecht. El pago habría sido por favorecer a la brasileña con la concesión de la Carretera Interoceánica.