Jueves, 14 de diciembre del 2017
Personaje del Año

EE.UU.: impiden el ingreso de CNN y el NY Times a sesión en la Casa Blanca

Otros medios de prensa sí pudieron ingresar a la sesión informativa del portavoz presidencial

Polémica se desató tras el veto de varios medios de comunicación

Otros medios de prensa sí pudieron ingresar a la sesión informativa del portavoz presidencial

La Casa Blanca causó hoy polémica al prohibir el ingreso de tres medios de prensa a una sesión informativa informal del portavoz presidencial, Sean Spicer. Los reporteros de CNN, el New York Times y Político fueron vetados sin razón aparente.  

[LEE: PPK sostuvo breve reunión con Donald Trump en la Casa Blanca]

"Nada de esto ha sucedido nunca en la Casa Blanca en nuestra larga historia de cubrir a múltiples Gobiernos de diferentes partidos", afirmó el director ejecutivo del New York Times, Dean Baquet, en un comunicado.

Además, los reporteros de la revista Time y la agencia Associated Press (AP) se rehusaron a acudir a la sesión informativa. Tras conocerse dicho veto, consideraron que un gobierno transparente permite el libre acceso a la prensa.

A la reunión informativa en la Casa Blanca asistieron periodistas de medios conservadores afines como el diario Washington Times y la web Breitbart. También pudieron ingresar medios de comunicación como ABC, CBS, The Wall Street Journal, Bloomberg y Fox News.

El veto a CNN, NY Times y Político ocurrió después de que el presidente Donald Trump volviera a atacar a grandes medios de comunicación. En horas antes, los que llamó "deshonestos", "enemigos del pueblo" y divulgadores de "noticias falsas".

"Estamos combatiendo las noticias falsas. Son falsas, embustes, falsas. Hace unos días llamé a las noticias falsas el enemigo del pueblo y lo son", aseguró el multimillonario neoyorquino.

[LEE: Donald Trump ataca al FBI por las filtraciones a la prensa]

Estas declaraciones las realizó durante la segunda jornada de la Conferencia anual de Acción Política Conservadora (CPAC). Donald Trump criticó a la prensa por mantener como favorita de las encuestas a la candidata demócrata Hillary Clinton y por pensar que él no ganaría las elecciones.