Domingo, 24 de septiembre del 2017

Fluorescentes y focos 'bamba' se siguen vendiendo en Las Malvinas

Situación ocurre a solo dos semanas del fatal incendio

Trabajadores borran las marcas chinas para colocarle el nombre de una conocida  

En uno de los centros comerciales ubicados a pocos metros de la galería Nicolini, la cual protagonizó un feroz incendio, se produce una situación que vuelve a dejar en evidencia el alto grado de informalidad en esta zona de Las Malvinas: la venta de focos falsificados.

[LEE: PPK: Incendio en Las Malvinas demuestra alto grado de informalidad en la economía]

La marca de un foco bamba desaparece con facilidad: un poco de agua, alcohol y ya está listo. Eso es precisamente lo que hacían Jovi Herrera y Jorge Huamán dentro de un container la mañana que fueron devorados por el fuego. 

Los jóvenes trabajadores primero borraban las marcas chinas y luego colocaban el nombre de una marca conocida. Lo hacían en condiciones de esclavitud laboral, encerrados por horas, haciendo sus necesidades en botellas de plástico y todo por un magro sueldo.

[LEE: OIT: incendio en galería se aproxima "a formas modernas de esclavitud"]

Esos focos bambas se venden por todos lados. El vendedor se da el lujo de explicar cómo hacer para diferenciar un foco original de uno bamba. Todos venden focos falsificados. Los llaman económicos, en su jerga comercial.

El impuesto a la pobreza, la informalidad en su expresión máxima. Recuerde que detrás de cada foco bamba, hay historias de esclavitud laboral, como la de Jovi y Jorge.