Miércoles, 16 de agosto del 2017

Odebrecht: Gustavo Salazar Delgado se encuentra en lujoso edificio en Miami

Empresario se encuentra en la lista de los más buscados

Vigilantes del exclusivo departamento confirmaron que vive actualmente en este lugar

Hace unos días, Gustavo Salazar Delgado, acaudalado empresario del rubro seguros, expresidente del club Regatas de Lima, y una de las máximas autoridades del bádminton mundial, ingresó a la penosa lista de los más buscados por la Policía y el Ministerio del Interior. 

[LEE: Caso Odebrecht: Zaragozá reveló la ruta del pago a exgobernador Acurio]

20 mil soles es lo que cuesta dar con el paradero de este señor sobre el que pesa una orden de prisión preventiva en su contra por el delito de lavado de activos. Todo esto, al estar implicado en el caso del supuesto soborno de Odebrecht al ex gobernador del Cusco, Jorge Acurio Tito, por obras públicas en esa región. 

Según la versión de dos colaboradores eficaces, uno de ellos un exfuncionario de la empresa brasileña y otro nada menos que su abogado, José Francisco Zaragozá, Salazar estaba al tanto de los pagos ilícitos efectuados por Odebrecth a Acurio Tito. A través de Wircel, una empresa constituida por Salazar, se habrían efectuado los sobornos al político cuzqueño: un millón 250 mil dólares entre octubre y de noviembre de 2013. Según lo manifestado ante la Fiscalía por Zaragozá, Salazar conocía de todos los detalles de esta transacción.

[LEE: Caso Odebrecht: exgobernador Jorge Acurio será recluido en el penal Ancón I]

Pues bien, Salazar Delgado se encuentra desde hace tres semanas, viviendo en Miami, donde es propietario del departamento 1504 en un edificio: el condominio Jade, ubicado en el 17001 de Collins Avenue, en la zona norte de esta ciudad. A través de una empresa off shore suya de nombre Gusa, la adquirió en mayo 2012. El precio que pagó fue de 1 millón 520 mil dólares. Según este documento, que es una garantía de título, fue adquirida a la empresa CAFA con sede también en Miami. Su valor actual bordea el millón 800 mil dólares.

La zona da a la playa Sunny Isle, una de las más exclusivas de esta zona de Miami. Cuarto Poder preguntó por Gustavo Salazar en la recepción de este lujoso edificio y los recepcionistas del edificio confirman que Salazar Delgado se encuentra viviendo en este departamento junto a su familia. 

[LEE: Odebrecht usó banco de Andorra y offshore para pagar coima a exgobernador del Cusco]

Cuando el escándalo referido a Acurio Tito estalló en nuestro país a mediados de mayo, Salazar se encontraba en Australia, donde se efectuó la elección de la nueva directiva mundial de Badmintón, siendo él reelegido en el cargo de presidente delegado de esta asociación, el cargo más importante por debajo del de presidente. Lejos de retornar a Perú, llegó a Miami amparado en una supuesta ciudadanía norteamericana. 

Llamamos a Gustavo Salazar a un número de teléfono móvil con código de Miami y como ven no nos atendió. Según pudo conocer Cuarto Poder de fuentes relacionadas a este empresario, pasa sus días no solo en el departamento en Sunny Isles sino visitando el piso 12 de este edificio ubicado en la cuadra 14 de Brickel Avenue, muy cerca del dowtown de Miami. Acá se ubican muchos de los más exclusivos estudios de abogados de la ciudad, como el estudio Homer Booner Jacobs. Su abogada sería Llily Ann Sánchez a quien buscamos en su oficina, pero no la encontramos. 

[LEE: Caso Odebrecht: dictan 18 meses de prisión preventiva contra Jorge Acurio]

Según fuentes consultadas para esta nota, Salazar buscaría acogerse a la colaboración eficaz con el objetivo de evitar la cárcel en el Perú. Algo que la Fiscalía peruana viene analizando con calma. Salazar entregaría información relacionada a Wircell, como los movimientos bancarios de la cuenta que esta empresa tenía en el banco europeo Crédit Andorra. Acá figuran claramente las transacciones que Odebrecht le hizo a través de una de sus empresas off shore, la hoy famosa Klienfeld Services. El 22 de octubre de 2013, Klienfeld le depositó a Wircell un millón de dólares y el 27 de noviembre de ese mismo años, 250 mil dólares. 

Salazar, en una entrevista concedida a El Comercio, dijo que desconocía de los pagos ilícitos a Acurio y que estos depósitos correspondían a la venta de un departamento en  San Isidro que la autoridad cusqueña le estaba comprando. Él dice que Acurio le pagó a través de la empresa off shore de Odebrecht, pero que  luego desistió de la transacción por lo que tuvo que devolverle el dinero, dando a entender que se lo dio en efectivo en dos encuentros. Si eso fue así ¿por qué le devolvió a Acurio más de un millón de dólares en efectivo? Preguntas que debe responder a la justicia peruana, mientras pasa sus días en el sol de Miami.