Martes, 24 de abril del 2018

Barcelona goleó 5-0 al Celta y avanzó a cuartos de la Copa del Rey

Messi marcó un doblete en el Camp Nou

Foto: AFP

Messi marcó un doblete en el Camp Nou

El Barcelona se metió este jueves en los cuartos de final de la Copa del Rey al aplastar 5-0 al Celta con un doblete de Leo Messi, que lideró al equipo azulgrana.

El delantero argentino abrió el marcador de volea (13) y dos minutos más tarde hizo el 2-0 (15), mientras que Jordi Alba hizo el tercero (28), Luis Suárez marcó el cuarto con un disparo solo en el área (31) e Iván Rakitic cerró la cuenta azulgrana gol de cabeza en un saque de esquina (87).

El Barcelona, que había empatado 1-1 en la ida en Vigo, sacó este jueves el equipo de gala con Messi, Suárez o Andrés Iniesta, que no habían estado en la ida para cerrar en apenas media hora la eliminatoria.

Los azulgranas, que no conocen la derrota en lo que va de temporada, dominaron a un Celta que apenas logró llegar a los dominios de Jasper Cillessen, mientras en defensa, se vio incapaz de sujetar la movilidad de Messi y las entradas de Jordi Alba por la izquierda.

Este duo volvió a demostrar su buena sintonía este jueves cuando Messi, que a los diez minutos ya había puesto a prueba al meta Sergio Álvarez, aprovechó un pase desde la izquierda de Alba para marcar de volea el 1-0 (13).

Apenas dos minutos después, el argentino, auténtica pesadilla de la defensa celtiña, pasó sobre Alba, que le devolvió el esférico para que Messi volviera a sorprender a Sergio (15).

El de Rosario necesitó apenas su primer cuarto de hora de Copa para hacer sus dos primeros goles en esta competición esta temporada.

Impotente para parar el aluvión azulgrana, el Celta vio como Alba aprovechaba un pase de Messi desde la derecha para hacer el 3-0 (28) y tres minutos más tarde Luis Suárez cazaba un balón suelto en el centro del área celeste para marcar el 4-0 (31).

Tras el descanso, el Barcelona dio un paso atrás y Valverde aprovechó para retirar a Messi (59) y dar entrada al francés Ousmane Dembélé, que levantó al Camp Nou con una cabalgada que a punto estuvo de suponer el 5-0 (70).

El quinto tanto azulgrana llegaría en un cabezazo de Rakitic en un saque de esquina casi al final del encuentro (87).

El Celta, en el que el técnico Juan Carlos Unzué dio entrada al uruguayo Maxi Gómez por Iago Aspas en la segunda parte, aprovechó la relajación del Barça para llegar más al área azulgrana, pero sin llegar a inquietar realmente a Cillessen.