Jueves, 25 de mayo del 2017

Francia: Macron nombra primer ministro al conservador moderado Edouard Philippe

Edouard Philippe fue nombrado primer ministro de Francia. Foto y video: AFP

El mandatario intenta atraer a Los Republicanos más modernos de cara a las elecciones legislativas de junio

El nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, nombró este lunes primer ministro al diputado conservador moderado Edouard Philippe, antes de viajar a Berlín con la ambición de reafirmar el papel motor del eje franco-alemán en una Europa en crisis.

Con la elección de este diputado de 46 años, que no pertenece al movimiento presidencial La República en Marcha (LRM) sino a Los Republicanos, Macron intenta atraer al ala más moderada del partido gaullista para lograr una mayoría en la Asamblea Nacional en las elecciones legislativas de junio, condición clave para poder llevar a cabo las reformas liberales y sociales que prometió durante su campaña.

[LEE: Emmanuel Macron, el presidente más joven en la historia de Francia]

Poco conocido por el gran público, el nuevo primer ministro ya cruzó en el pasado las líneas políticas tradicionales: alcalde por el partido Los Republicanos de la ciudad de Le Havre (noroeste) y próximo al ex primer ministro Alain Juppé, Edouard Philippe militó en su juventud en el ala socialdemócrata del Partido Socialista, antes de pasarse a la derecha.

"A priori responde a los criterios: para Macron, es un hombre de derecha que le permite dar una prueba más a su discurso 'reunamos a los mejores para gobernar'", analiza Chloé Morin, del centro de reflexión Fondation Jean Jaurès.

El nombramiento de Edouard Philippe es "una buena operación, rompe la derecha", aseguró a la AFP una fuente cercana a Macron.

[LEE: Líderes del mundo saludan la victoria de Emmanuel Macron en Francia]

La composición del nuevo gobierno francés – que será anunciada probablemente el martes – supondrá una nueva prueba de la recomposición política prometida por Macron, elegido con un proyecto "ni de derecha ni de izquierda" al término de una campaña que sacó a la luz profundas fracturas en el país.

En su primer discurso oficial el más joven presidente de la historia de Francia con sus 39 años prometió el domingo "unir y reconciliar" a los franceses. Horas después deseó "que la globalización y la apertura de nuestro país beneficie a todos".

Otra de sus prioridades es Europa, que el nuevo jefe de gobierno tiene intención de "refundar y relanzar" tras la crisis provocada por el Brexit. (AFP)