Lunes, 11 de diciembre del 2017
Personaje del Año

Jerusalén: ¿por qué la Ciudad Santa es disputada por Israel y Palestina?

La ciudad vieja de Jerusalén alberga el Santo Sepulcro, el Muro de los Lamentos y La Explanada de las Mezquitas

Jerusalén. Foto: National Geographic

La ciudad vieja de Jerusalén alberga el Santo Sepulcro, el Muro de los Lamentos y La Explanada de las Mezquitas

Ahí donde pueden convivir los dioses, parece que no lo pueden hacer los hombres que creen en ellos. La ciudad vieja de Jerusalén alberga la basílica del Santo Sepulcro, el Muro de los Lamentos y La Explanada de las Mezquitas.

LEE MÁS | Donald Trump reconoce Jerusalén como la capital de Israel

Pero ni el hecho de ser la Ciudad Santa de las 3 grandes religiones monoteístas, la libró de ser campo de batalla de un milenario choque de culturas y desde hace décadas, del conflicto entre israelíes y palestinos.

Ambos países ambicionan con hacer de la capital de las tres grandes religiones monoteístas “su capital” pero ahora, con la ayuda de Washington, parece que Israel está más cerca de lograrlo. El costo podría ser el mismo que se ha pagado durante siglos: la guerra que nunca es santa.

Cruzadas, intifadas y por último la guerra de los 6 días en 1967, tras la que Israel tomó el control de Jerusalén, que en 1947 la ONU había declarado ciudad independiente, aunque concedió a cristianos y musulmanes el acceso a sus lugares de culto.

LEE MÁS | Comunidad internacional rechaza iniciativa unilateral de Trump para Jerusalén

Sin embargo, eso no es, ni fue suficiente. Su territorio sigue siendo el corazón del conflicto israelí, palestino y cualquier cambio en su estatu quo hará saltar por los aires su frágil estabilidad, más aún una embajada. Y es que si bien en 1950 y en 1980 Israel declaró a Jerusalén como su capital, ningún país movió su embajada de Tel Aviv, hasta ahora.