Martes, 12 de diciembre del 2017
Personaje del Año

Francisco en Colombia: "No se dejen robar la alegría ni la esperanza"

Papa Francisco en Bogotá. Foto: AFP

El sumo pontífice se dio hoy su primer baño de multitudes en Bogotá

El papa Francisco se dio hoy su primer baño de multitudes en Colombia en el recorrido de 15 kilómetros entre el aeropuerto militar de Catam, en Bogotá, y la Nunciatura Apostólica, donde pernoctará las cuatro noches que esté en el país.

Nada más emprender el recorrido, Francisco saludó sonriente desde el papamóvil a los policías y demás miembros de los cuerpos de seguridad que estaban en la pista.

LEE: Papa Francisco llegó a Colombia para promover la paz "estable y duradera"

El vehículo blanco, precedido por decenas de policías en motocicletas, tomó luego la avenida el Dorado, que comunica al aeropuerto con el centro de la ciudad, donde miles de personas lo saludaban con gritos, banderas y pañuelos blancos, y los más entusiastas corrían algunos metros detrás de la caravana para no perderse el momento.

En el comienzo del recorrido el obispo de Roma, siempre de pie, estuvo acompañado en el papamóvil por miembros del cuerpo de su seguridad y el cardenal Rubén Salazar, el nuncio apostólico Ettore Balestrero.

Francisco, siempre sonriente, no se cansó de saludar a la multitud y por momentos el recorrido se transformó en un maratón de fieles que trataban de seguir el paso de la caravana a pie o en bicicleta.

Solo los primeros metros del recorrido no tuvieron público porque luego el papamóvil pareció navegar en medio de la muchedumbre que no cesó de agitar pañuelos blancos, banderas de Colombia, del Vaticano, de Argentina, de Italia, de Venezuela o de Perú.

En un momento del recorrido, Francisco pidió cambiar del carril central de la avenida al de la derecha para estar más cerca de la gente que, en general, tuvo un comportamiento ejemplar porque pese a la multitud no hubo accidentes.

El momento más dramático del recorrido ocurrió cuando el gentío desbordado ocupó todo el ancho de la vía a la altura de la Universidad Nacional, lo que obligó al caravana a detenerse por algunos minutos.

La multitud empezó a corear entonces "Francisco, Francisco", y a cantar himnos religiosos, mientras que los más afortunados alcanzaron a tocarlo, a entregarle flores o a acercarle imágenes para que se las bendijera.

LEE: El papa en Colombia: presidente Santos y su esposa recibieron a Francisco

Luego de unos minutos de lenta marcha, la caravana pudo seguir avanzando en medio de gritos como "Francisco, bienvenido a Colombia".

Según estimativos de las autoridades, el recorrido estuvo acompañado por al menos unas 900 000 personas que se apostaron entre Catam y la sede de la Nunciatura Apostólica, lugar donde un grupo de jóvenes lo recibió con danzas folclóricas y recibió diversos presentes.

"No se dejen robar la alegría, no se dejen robar la esperanza", fueron las primeras palabras del sumo pontífice en la Nunciatura Apostólica en medio de un gran grupo de jóvenes.

Con información de EFE