Lunes, 21 de agosto del 2017

Suecia cierra el caso Julian Assange y levanta orden de arresto

Julian Assange, periodista australiano fundador de WikiLeaks. Foto: AFP

El periodista y fundador de WikiLeaks permanece refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012

La Fiscalía sueca justificó este viernes el cierre de la investigación contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por un supuesto delito de violación por las dificultades para hacer avanzar el caso y para extraditar a Suecia al periodista, refugiado desde 2012 en la Embajada de Ecuador en Londres.

Al recibir asilo político de EcuadorAssange ha podido evitar todos los intentos de las autoridades suecas y británicas de ejecutar la orden de arresto europea dictada contra él en 2010, explicó la fiscal superior, Marianne Ny, quien considera que la extradición no puede hacerse efectiva "en un futuro predecible".

[LEE: Assange: la Policía británica dice que detendrá lo si sale de la embajada]

Ny, quien no quiso pronunciarse sobre la cuestión de la culpabilidad, aclaró que la investigación preliminar podría ser reabierta si el periodista australiano vuelve a Suecia antes de 2020, cuando prescribe el delito.

En una comparecencia ante la prensa en Estocolmo, la fiscal sostuvo que tras el interrogatorio realizado en noviembre en la embajada a Assange por el fiscal ecuatoriano Wilson Toainga, con un cuestionario redactado por Estocolmo y gracias a un acuerdo jurídico entre Suecia y Ecuador, se han agotado todas las posibilidades.

"Para seguir con el caso, a Julian Assange se le debería notificar formalmente las sospechas criminales contra él. No podemos esperar recibir ayuda de Ecuador con respecto a esto, por eso se cierra la investigación", afirmó Ny.

Ambos países firmaron en diciembre de 2015 un acuerdo de asistencia legal en materia penal para facilitar el cumplimiento de diligencias judiciales y poder interrogar así al periodista en la embajada, aunque todas las medidas requieren la colaboración voluntaria de Assange, explicó la fiscal.

"Es lamentable que no hayamos podido llevar la investigación como queríamos. Las circunstancias han sido difíciles para los afectados. Hemos usado todos los medios, pero debemos aceptar que hoy estamos aquí", dijo Ny, apuntando a que la principal causa del retraso es que Assange no ha querido viajar a Suecia.

Ni los costes de la investigación ni las supuestas presiones de Estados Unidos, que ha admitido que podría presentar cargos contra Assange por las revelaciones de WikiLeaks, han tenido nada que ver en el cierre del caso, defendió la fiscal.

Ny apeló al acuerdo jurídico con Ecuador y a las propias leyes suecas para no dar ningún detalle del contenido del interrogatorio a Assange. (EFE)