Viernes, 22 de junio del 2018

Nueva York demanda a Trump por usar dinero de su fundación con fines personales

Fiscalía exige la disolución de la fundación y pide la restitución de US$ 2.8 millones más multas

Fiscalía exige la disolución de la fundación y pide la restitución de US$ 2.8 millones más multas

La fiscal general de Nueva York presentó el jueves una demanda contra el presidente Donald Trump por utilizar su fundación con fines personales y políticos, un caso que golpea de lleno los negocios del magnate inmobiliario.

La demanda, que exige la disolución de la fundación Donald J. Trump y pide al presidente estadounidense la restitución de 2,8 millones de dólares más multas, denuncia "un patrón de conducta ilegal persistente durante más de una década" en la entidad.

LEEFrancia: padres son detenidos por el asesinato de su hija hace más de 30 años

Aunque afecta directamente sus negocios millonarios, el caso no parece susceptible de afectar políticamente al mandatario, que ya había anunciado la disolución de la fundación tras derrotar a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de octubre de 2016.

La demanda de la fiscal Barbara Underwood asegura que Trump, que cumple hoy 72 años, usaba los activos de la fundación para pagar sus obligaciones legales, promover sus hoteles y negocios y comprar artículos personales.

TAMBIÉN LEEDiputada pide a rusas evitar relaciones sexuales con extranjeros durante el Mundial

Una investigación de la fiscalía reveló asimismo que la Fundación Trump recaudó más de 2,8 millones de dólares "en una manera diseñada para influir en las elecciones de 2016" bajo órdenes de la campaña presidencial de Trump.

Este no es el primer lío judicial de Trump, que enfrenta varias demandas de mujeres que aseguran haber tenido relaciones con él y sobre todo una amplia investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre los lazos entre su campaña presidencial y Rusia.

"Poco más que una chequera"
"Como revela nuestra investigación, la Fundación Trump era poco más que una chequera para pagos de Trump o de sus negocios a organizaciones sin fines de lucro, sin importar su propósito o legalidad", dijo la fiscal Underwood en un comunicado.

La demanda, presentada ante la Corte Suprema de Nueva York, señala como acusados al presidente estadounidense y a sus tres hijos de su casamiento con Ivana Trump, Donald Jr, Ivanka y Eric.

El presidente calificó el caso de "ridículo" en Twitter.

"Los viles demócratas de Nueva York, y su fiscal general ahora caído en desgracia (…) Eric Schneiderman, están haciendo todo lo que pueden para demandarme por una fundación que recibió 18.800.000 dólares y dio a obras de caridad más dinero del que recibió. 19.200.000 dólares", tuiteó.

El presidente dijo que las partes no lograron llegar a un acuerdo fuera de tribunales para evitar una demanda.

Una portavoz de la Trump Organization, la entidad que maneja los activos del mandatario desde su Trump Tower, en la Quinta Avenida, difundió un largo comunicado en el cual denuncia "las motivaciones políticas" de la fiscalía.

Se queja de que la fiscalía nunca investigó a la Fundación Clinton, aunque hay cuestionamientos sobre su proceder. Y recordó que la Fundación Trump anunció a fines de 2016 que se disolvería y donaría el resto de sus fondos, 1,7 millones de dólares, a obras de caridad, pero que esto fue bloqueado por la investigación judicial.

La demanda exige que se prohíba a Trump dirigir cualquier organización sin fines de lucro en Nueva York durante 10 años, y que a sus tres hijos se les prohíba lo mismo durante un año.

Apoyo a la campaña
La fundación, una entidad sin fines de lucro exenta de impuestos, fue fundada en 1987 supuestamente con fines caritativos y opera en Manhattan.

Pero según la fiscalía no tiene empleados, funciona sin supervisión de su directorio y es operada por la Trump Corporation, que suministra servicios a cientos de entidades que componen la Trump Organization.

"En ausencia de un directorio, Trump dirigía la fundación guiado por su capricho, más que por la ley", afirma la demanda.

La fiscalía asegura que 2,8 millones de dólares parte de lo recaudado en un evento destinado a ayudar a veteranos de guerra que Trump organizó el 28 de enero de 2016 en vez de participar en un debate de las primarias republicanas en Des Moines, Iowa fueron destinados en parte a apoyar la campaña presidencial.

Desde entonces, según la demanda, altos funcionarios de la campaña pasaron a decidir cómo se utilizaría el dinero "para beneficio político de Trump y para apoyar la campaña".

Las donaciones a organizaciones de ayuda a veteranos de guerra, por ejemplo, eran publicitadas ampliamente en actos políticos en los que Trump entregaba copias de cheques enormes.

La fiscalía empezó a investigar a la fundación en junio de 2016, antes del triunfo electoral de Trump, luego de artículos del Washington Post que revelaron pagos cuestionables. (AFP)