Miércoles, 13 de diciembre del 2017
Personaje del Año

Turquía: Erdogan ganó referéndum que le otorga más poderes

La victoria en las urnas fue mínima, pero la oposición de ese país denuncia que hubo fraude

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. Foto: AFP / Prensa presidencial turca

La victoria en las urnas fue mínima, pero la oposición de ese país denuncia que hubo fraude

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, obtuvo el sí que buscaba en el referéndum para ampliar sus poderes, pero la victoria fue mínima y la oposición, que critica su deriva autoritaria, ya denunció que hubo fraude.

Erdogan, de 63 años, quería un plebiscito. Según los datos difundidos en la noche del domingo por la agencia de prensa progubernamental Anadolu, el sí logró un 51,4%, con 99,45% de los votos escrutados.

[LEE: Erdogan acusa a Holanda de "terrorismo de Estado"]

Según el Alto Consejo Electoral (YSK) de Turquía, la tasa de participación fue de 85% y el sí adelanta al no por 1,25 millones de votos, mientras quedaban 600.000 papeletas por escrutar. En total, cerca de 55,3 millones de turcos estaban convocados a las urnas el domingo

"Un triunfo mínimo impugnado por la oposición", tituló El País de Madrid. "Erdogan gana por un pelo", resumió La Repubblica en Roma, una "victoria estrecha", según el New York Times, el mismo término que usó Le Figaro en Francia. 

Las grandes cabeceras mundiales juzgaron con severidad al jefe de Estado turco este lunes en los primeros titulares de las ediciones electrónicas. El diario Die Welt en Alemania dijo incluso que esta victoria era como "una derrota". 

En un discurso Erdogan celebró una "decisión histórica" del pueblo turco y llamó a los países extranjeros a "respetar" el resultado. Poco después, el presidente turco mencionó la posibilidad de organizar un nuevo referéndum, esta vez sobre el restablecimiento de la pena de muerte, lo que pondría fin al proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea

Tras el anuncio de la victoria de Erdogan, la Unión Europea instó al gobierno turco a buscar el "mayor consenso nacional posible" para aplicar los cambios. Durante la campaña, Ankara enfrentó una crisis diplomática con varios países de Europa después la prohibición de varios mítines a favor del referéndum, especialmente en Holanda y Alemania. 

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, dijo que "en vista de los estrechos resultados", los dirigentes turcos "deberían considerar los próximos pasos con prudencia". 

Los dos principales partidos de la oposición, el CHP (socialdemócrata) y el prokurdo HDP denunciaron "manipulaciones" y anunciaron su intención de pedir un nuevo recuento. Ambas formaciones denunciaron enérgicamente una medida anunciada en el último momento por el Alto Consejo Electoral Turco (YSK) de considerar válidos los votos que no llevaban el sello oficial del colegio electoral en el que fueron introducidos en la urna. (AFP)