Sábado, 21 de abril del 2018

Venezuela: la crisis económica paraliza universidades públicas

Crisis económica paraliza universidades venezolanas. Video: AFP

Profesores tienen efectivo para pagar el bus y alumnos faltan por quedarse en colas para comprar alimentos

Desde los bajos sueldos de los profesores hasta la deserción escolar, la crisis económica en Venezuela alcanza a las universidades públicas.

Los maestros más experimentados, que trabajan a tiempo completo, ganan 3.9 millones de bolívares mensuales, unos 10 dólares a la cotización del mercado negro, que alcanzan para cinco kilos de carne. Algo que ha incrementado la "fuga" de maestros y estudiantes, muchos al exterior.

LEELedezma pide que Cumbre de las Américas debata crisis en Venezuela

"Hoy, en estos momentos, los sueldos que reciben esos profesores en esos países (de América) incluyendo a Nicaragua, son sueldos que multiplican de forma considerable la cuantía de los sueldos nuestros. Somos los profesores peor pagados de América Latina", dijo Amalio Belmonte, secretario general de la Universidad Central de Venezuela.

Belmonte, de la Universidad Central de Venezuela, la principal del país con casi tres siglos, cuenta que ha firmado semanalmente hasta 3000 certificados de notas para "egresados que se van" del país, frente a 100 de años recientes.

La UCV evalúa reducir la jornada a tres días, como ya lo ha hecho la Universidad del Zulia, para permitir que sus profesores busquen otra fuente de ingreso.

Los venezolanos lidian con escasez de efectivo porque la impresión de billetes quedó rezagada frente a la hiperinflación, que según el FMI escalará a 13,000% este año.

"La situación de la inflación de verdad que ha impactado profundamente en la realización de mis estudios universitarios, ya estoy próximo en graduarme. Antes no era así, pero, de hecho, resulta que conseguir las lecturas para cada una de las materias resulta más o menos costoso", dijo César Rivas, estudiante de la UCV.

La UCV también enfrenta un gran problema de presupuesto, pues solo recibió 33% de lo solicitado este año. Además, a media tarde ya no quedan trabajadores por temor a ser asaltados. (AFP)