S?bado, 06 de marzo del 2021

#Alerta Noticias

998-131696

Caso Vacunas: El secreto detrás de las negociaciones

Escándalo se desató al saber que un grupo de funcionarios se vacunó. Canal N

Todos los detalles respecto del caso VacunaGate y sus implicados

La Digemid autorizó en agosto a la universidad Cayetano Heredia para que pueda importar 19 600 vacunas y 8200 placebos Sinopharm contra la COVID-19 para fines exclusivos de la investigación.

Como es sabido, eso no se respetó y por eso se divulgó una primera lista de vacunados vip y se especula que hay una segunda. Hay casos justificados pero otros pendientes.

Uno de ellos es el de Nancy Olivares Marcos, pediatra que durante la gestión de Mazzetti fue funcionaria del despacho ministerial, directora ejecutiva de la secretaría de coordinación del Consejo Nacional de Salud, entre otros cargos importantes.

Tanto la exministra como Olivares recibieron la primera dosis de la vacuna el 12 de enero y el 6 de febrero la segunda dosis.

Otro funcionario del Minsa que integra la lista es Aldo Lucchetti Rodríguez, quien era director general de Intervenciones Estratégicas en salud Pública del Minsa. En su caso solo figura que recibió una dosis el 12 de setiembre de 2020.

Lucchetti dijo a Cuarto Poder que se aplicó una sola dosis de un producto biológico que todavía estaba en fase 2, a su cuenta y riesgo, y que si su firma aparece en el contrato es porque la Dirección de Inmunización, que era el área usuaria de la vacuna, se encontraba bajo su mando.

Los vacunados vip privados es otro tema. En la lista aparecen ejecutivos de Suiza Lab y familiares. Las dos cabezas del laboratorio, Claudia Gianoli Keller y Sergio Orellana Marambio recibieron las dos dosis en octubre y noviembre pasado. 

"Estamos haciendo un estudio sobre el COVID-19 y por eso es que nos han vacunado, y es la única razón, para el tema de protección, que nos han vacunado, nada más", dijo Gianoli.

Suiza Lab tiene un laboratorio en las instalaciones del Hospital Naval, por esa razón se preguntó a la Marina si Suiza Lab usó la infraestructura médica naval para procesar las pruebas moleculares aplicadas a voluntarios de la vacuna.

La Marina dijo que la institución no tenía laboratorios, pero el Hospital Naval sí tiene laboratorio de biología molecular. El instituto armado señaló que tenían laboratorio acreditado pero solo para atender al personal naval y sus familiares.

Se ha especulado también que el gobierno tendría preferencia por Sinopharm pese al precio de sus vacunas. Hay un grupo que denuncia obstáculos a sus ofertas, como el de la vacuna rusa Sputnik V, que denuncian que el gobierno peruano los bloqueó a nivel diplomático.

Por lo pronto, el gobierno anuncia para marzo nuevas dosis de Sinopharm. Aunque en menos de una semana ha dado dos cantidades distintas de vacunas. Se anunciaron 12 millones el martes y el sábado pasado 2 millones.

Según el canciller Allan Wagner, el contrato para las nuevas vacunas chinas debe estar listo a fines de febrero, con lo cual el gobierno vuelve a ser esclavo de sus promesas. Aún hay historia por contar.