Domingo, 25 de octubre del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

Coronavirus: Ecuador creará un camposanto para enterrar muertos en ciudad foco

Según un último reporte oficial, se registraron 1962 casos positivos de COVID-19; 3083 están bajo sospecha y hay 60 fallecidos

Coronavirus en Ecuador. Foto: Andina (Referncial)

Según un último reporte oficial, se registraron 1962 casos positivos de COVID-19; 3083 están bajo sospecha y hay 60 fallecidos

El Gobierno de Ecuador anunció este que construirá un camposanto para enterrar de forma digna a los muertos de la ciudad de Guayaquil, la más afectada por el contagio del COVID-19 en el país.

Así lo anunció el presidente Lenín Moreno por redes sociales. Además, ya empezaron los trabajos para la creación de ese cementerio y que de la tarea se hará cargo el presidente del Banco de Desarrollo (BanEcuador), Jorge Wated.

Asimismo, indicó que esa decisión la tomó tras coordinar acciones en ese sentido con su vicepresidente, Otto Sonnenholzner, quien recientemente habló sobre la posibilidad de una fosa común para enterrar cadáveres en Guayaquil.

El mandatario se refirió a "la creación de una Fuerza de Tarea para que los compatriotas fallecidos en Guayaquil tengan el entierro digno que merecen, en un camposanto". "¡Ya iniciaron el trabajo hace pocas horas!", aseguró en su cuenta de Twitter.

Moreno también informó que el comandante general de la Marina, Darwin Jarrín, asumirá la "coordinación militar y policial en la Zona Especial de Seguridad" en Guayaquil, creada la semana pasada a raíz del vertiginoso crecimiento en los casos de contagio en esa zona.

Según un último reporte oficial, en Ecuador se han registrado 1962 casos positivos de COVID-19, 3083 están bajo sospecha y hay 60 fallecidos.

La provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, es la más afectada con 1,396 pacientes, seguida de Pichincha con 188, Los Ríos con 60, Azuay con 57, Manabí con 50 y Loja con 21.

LEECoronavirus: Mapa interactivo muestra la propagación del COVID-19 en el mundo

LEEPérdida del olfato, un inusual síntoma del coronavirus