Mi?rcoles, 25 de noviembre del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

COVID-19: Los 7 pasos que pueden ayudar a evitar la fatiga pandémica

COVID-19: Los 7 pasos para reducir la fatiga pandémica. Foto: iStock referencial

La fatiga pandémica es una sensación de apatía, desmotivación y agotamiento mental que afecta a millones en el mundo, y no solo a quienes se contagiaron de coronavirus. Estos consejos te pueden ayudar a evitarla

Si uno se siente apático, mentalmente agotado, triste, preocupado, frustrado, o irritable, puede estar padeciendo fatiga pandémica. Un concepto nuevo en tiempos de coronavirus que afecta la salud emocional de millones de personas en el mundo que tengan o no el COVID-19.

Sin embargo, es posible combatirla con siete pasos:

1)Hay que cuidar nuestro cuerpo. Seguir una dieta equilibrada y dormir al menos 7 horas al día. Además, hacer ejercicio cotidianamente es un antídoto perfecto para varios males, pues aumenta la energía, levanta el humor y refuerza nuestro sistema inmunitario.

2)El segundo paso para reducir la fatiga pandémica es limitar la ingesta de noticias. 

3)Reduzca el estrés. Dedicarse a actividades que nos calman o nos hacen sentir bien, como cocinar algo rico, practicar 15 minutos de meditación, leer, cuidar las plantas o ver una película. En resumen, actividades que puedan hacer el día mucho más ameno y que nos ayuden a evitar el agotamiento mental.

4)Seguir con nuestra vida social. Si bien la pandemia limita el contacto físico, la tecnología nos ayuda a borrar las distancias.

5)La salud emocional. Es tan importante como la física y hay que cuidarla. Por ello, es fundamental no ignorar las emociones negativas sin enfocar la mente y las energías en cosas que nos hacen sentir mejor. 

6)Evitar los pensamientos negativos. Por ejemplo, en lugar de obsesionarse los riesgos que uno corre de contagiarse con el COVID-19, se puede pensar en qué hacer para seguir libre de la COVID-19.

7)Toda creatividad. Desde dedicar la noche del domingo a relajarse o celebrar los viernes con los amigos por videollamada pueden volverse nuevas y divertidas costumbres para salvarnos o rescatarnos de la fatiga pandémica.