Viernes, 20 de septiembre del 2019

#Alerta Noticias

998-131696

Presidenta de Comisión de Ética también cobró doble por semana de representación

Janet Sánchez, presidenta de la comisión de Ética, no dijo que hizo doble cobro en semana de representación cuando su grupo de trabajo recibió denuncias del mismo tema sobre otros congresistas

Janet Sánchez cuestionada por cobrar doble en semana de representación. Foto: El Comercio

Janet Sánchez, presidenta de la comisión de Ética, no dijo que hizo doble cobro en semana de representación cuando su grupo de trabajo recibió denuncias del mismo tema sobre otros congresistas

No se sabía que Janet Sánchez, presidenta de la comisión de Ética del Congreso, también era parte del club de los parlamentarios que cobraron los 2,800 soles por una semana de representación al tiempo que, en esos mismos días, recibieron viáticos y pasajes para asistir a eventos en el extranjero.

En noviembre del 2017, el Congreso agendó la semana de representación del 20 al 24, ella cobró el cheque de 2,800 y, además, recibió pasajes y viáticos para asistir del 21 al 24 a un evento sobre comercio en Brasil. Insiste en que cobró doble por desconocimiento y que ya ha subsanado el error. Es cierto que ha devuelto el dinero, pero dos años más tarde, luego del escándalo.

El pasado 10 de marzo denunciamos que al menos seis congresistas, habían cobrado doble, cinco días después, devolvió el cheque de los 2,800 por esa semana del 2017. El problema es que la comisión de Ética tenía que ver el caso de los seis parlamentarios y ella nunca informó en la comisión que estaba en la misma situación.

En la semana de representación de febrero del 2017, consigna el día 23 reuniones en su oficina congresal con diversos pobladores y gremios. Resulta que, en el sistema de visitas del Congreso, no figura ninguna entrada a su despacho. Y, además, esta presunta actividad es la única que hizo en todo el día.

El informe de su semana de representación de octubre del 2018, recoge como única actividad el día 25, la atención a una persona de nombre Beatriz Portales, quien fue su despacho, pero no el 25, sino el 24. En su afán por no dejar ningún día de la semana de representación en blanco, parece que la congresista repartió las actividades una por día, aunque hubiera realizado dos en un día y ninguna otro.

En cuanto a la semana de representación, qué decir los 2,800 siguen siendo de libre disposición y no tienen que rendir cuentas. No solo no tienen que rendir cuentas sobre el dinero, sino que tampoco sobre su trabajo.

Nadie supervisa qué hacen los 130 congresistas, cinco días cada mes. El que presenta su informe bien y que no lo presenta o miente pues, si nadie se entera, también todo súper bien.

El libre albedrío sigue imperando, el reglamento del Congreso, que es lo que importa, sigue sin modificarse. La mesa directiva no mueve ficha ni tan siquiera para establecer un mínimo control de los informes de semana representación.

LEEMorales: "Es saludable hacer semana de representación en todo el país"

LEEJunta de Portavoces acordó mantener la semana de representación