Domingo, 19 de agosto del 2018

Ley Brunito: ten estos datos en cuenta si un menor de edad desaparece

La denuncia ante la Policía debe ser recibida de inmediato, no es necesario que hayan pasado 24 horas

La denuncia ante la Policía debe ser recibida de inmediato, no es necesario que hayan pasado 24 horas

Si un menor de edad, un adulto mayor, o una persona con habilidades diferentes desaparece, no es necesario esperar un plazo de 24 horas para presentar la denuncia ante la Policía. En el año 2011 se aprobó la Ley N°29685, denominada 'Ley Brunito', la cual "establece medidas especiales en casos de desaparición de niños, niñas, adolescentes, personas adultas mayores y personas con discapacidad mental, física o sensorial".

La legislación establece que no hay necesidad de que transcurran 24 horas posterior a la desaparición a fin de que se coloque la denuncia. La Policía está en la obligación de recibir la denuncia del entorno cercano o de un familiar.

LEE: Minjus: En el 2017 se atendieron más de 1200 casos de niños víctimas de violación

Luego de recepcionar la denuncia, la PNP debe actuar de inmediato para emprender las acciones necesarias para la búsqueda de la persona desaparecida, y dar parte a la División de Personas Desaparecidas de la Dirincri para que el hecho sea reportado en el Registro Nacional de Información de Personas Desaparecidas.

La persona extraviada es incluida en el  sitio web www.peruanosdesaparecidos.org  en tanto que la Policía está en la obligación de remitir de inmediato las publicaciones con la foto y los datos necesarios. Además, se establece: "La Policía Nacional del Perú, bajo responsabilidad, dirige de manera inmediata las acciones de búsqueda y localización de las personas desaparecidas y coordina con dicha finalidad con las diferentes entidades públicas
y privadas".

¿Por qué 'Ley Brunito'?

La Ley N°29685 es denominada 'Ley Brunito' en homenaje a Brunito Rodríguez Rojas, un niño nacido en Trujillo que fue diagnosticado con autismo. El 27 de julio de 2010 se encontraba en Lima para recibir sus terapias y en una visita al centro de la ciudad, el niño desapareció.

La denuncia de su extravío no se aceptó apenas fue reportada dado que debían transcurrir algunas horas para darlo como desaparecido; en el transcurso de la jornada el niño murió tras ser atropellado.

Los familiares de Brunito emprendieron una campaña para que el Congreso aprobara una ley que obligara a la Policía a actuar de inmediato ante la desaparición de personas en condiciones de vulnerabilidad.