Jueves, 22 de octubre del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

Ley de trabajadoras del hogar: Se garantiza sueldo mínimo, gratificaciones, CTS y más

Conoce aquí todos sobre la ley que además prohíbe todo acto de discriminación contra las personas que realizan trabajo doméstico

Publican Ley de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar. Foto referencial: El Comercio / Difusión

Conoce aquí todos sobre la ley que además prohíbe todo acto de discriminación contra las personas que realizan trabajo doméstico

La Ley de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar establece diversos avances en la relación laboral de las personas que realizan trabajo doméstico, como un horario establecido, contrato de trabajo, remuneración, gratificaciones, entre otros beneficios.

Según informó Andina, la Ley 31047, publicada en las Normas Legales de El Peruano, tiene la finalidad de prevenir y eliminar toda forma de discriminación en las condiciones de trabajo y empleo de quienes realizan trabajo doméstico, garantizar sus derechos fundamentales, así como reconocer su significativa contribución al desarrollo social y económico del país.

Contrato de trabajo

La norma establece que el contrato de trabajo doméstico se celebra por escrito, por duplicado y lo registra el empleador en el aplicativo web que aprueba el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), en un plazo no mayor de tres días hábiles de celebrado, conteniendo, los nombres y apellidos de empleado y empleador, entre otros datos.

Asimismo, la especificación del trabajo doméstico y del lugar de su prestación; la descripción de las condiciones de entrega de alimentos, uniforme o de alojamiento cuando corresponda; la fecha de inicio del contrato; el monto y medio de pago, así como la jornada y horario de trabajo.

Remuneración y jornada

Además, se informó que el monto de la remuneración de la trabajadora del hogar será establecido por acuerdo de las partes, pero no podrá ser inferior a la remuneración mínima vital (RMV) por jornada completa de ocho horas diarias o 48 horas semanales.

Quien labore por horas o fracción de estas recibirá una remuneración proporcional a la RMV, siendo que el sobretiempo en el trabajo doméstico es voluntario y se remunera de acuerdo con las reglas establecidas para el régimen laboral general de la actividad privada.

Además, las condiciones de trabajo deben garantizar la seguridad y salud, debiéndose entregar uniformes y equipos de protección para la prestación de la labor; así como implementos de bioseguridad y de desinfección para evitar el contagio del COVID-19.

Edad, pago de remuneración y gratificación 

La ley señala que la edad mínima para el trabajo del hogar será de 18 años, en tanto que el pago puede hacerse de forma semanal, quincenal o mensual, de acuerdo a lo establecido por ambas partes. El pago por transferencia bancaria requiere del consentimiento de la trabajadora del hogar.

El empleador está obligado a extender una boleta de pago que es firmada por ambas partes en dos ejemplares, las cuales se entregan al trabajador o trabajadora y a la parte empleadora. Ello como prueba del cumplimiento de la remuneración y debe contener los aportes y descuentos que se apliquen.

La norma indica que las trabajadoras del hogar tienen derecho a gratificación por Fiestas Patrias y por Navidad, siendo cada una equivalente al monto total de la remuneración mensual y tienen derecho a compensación por tiempo de servicios (CTS).

Descansos remunerados y derecho a la educación

La norma precisa que los descansos remunerados semanales, feriados y vacacionales se rigen por el régimen laboral general de la actividad privada, por lo que tienen derecho a un descanso anual remunerado de 30 días calendario luego de un año continuo de servicios. 

También se considera feriado no laborable remunerado el 30 de marzo de cada año, Día de las Trabajadoras y Trabajadores del Hogar.

"Para las personas trabajadoras del hogar que presten servicios con residencia en el domicilio de la persona empleadora, los períodos durante los cuales no disponen libremente de su tiempo y permanecen a disposición del hogar son considerados horas de trabajo", indica la ley.

Además, el empleador debe brindar las facilidades al trabajador del hogar para que la jornada de trabajo doméstico permita su acceso a la educación básica obligatoria o a la formación profesional o técnica, según corresponda.

Extinción del vínculo laboral

El trabajador puede renunciar al empleo otorgando al empleador un preaviso de 30 días calendario de anticipación. 

“El empleador puede exonerar de este plazo por iniciativa propia o a pedido del trabajador. La exoneración también opera si la solicitud no es respondida por escrito dentro del tercer día de presentada”, detalla la norma.

En cuanto a la participación de las agencias privadas de empleo doméstico, estas tienen como objetivo, únicamente, la contratación de personas trabajadoras del hogar a cambio de una retribución pagada por la persona empleadora del hogar. 

"Las agencias de empleo están prohibidas de cobrar o afectar patrimonialmente a la persona trabajadora del hogar", refiere la ley.

Asimismo, prohíbe que las agencias de empleo o cualquier otro tipo de empresa realicen intermediación laboral o tercerización de servicios respecto del trabajador del hogar remunerado.

Se prohíbe todo acto de discriminación

“Prohíbese todo acto de discriminación contra las personas que realizan trabajo doméstico, así como todo tratamiento vejatorio de obra o palabra que afecte la dignidad de la persona trabajadora del hogar”, señala la norma.

Finalmente, se especifica que se incurre en acto de discriminación el empleador que obligue, o establezca como condición, al trabajador del hogar, realizar actos contrarios a los valores y prácticas sociales, culturales, religiosos y espirituales de sus pueblos.

“Así como a usar uniformes, mandiles, delantales o cualquier otra vestimenta o distintivo identificatorio en espacios o establecimientos públicos como parques, plazas, playas, restaurantes, hoteles, locales comerciales, clubes sociales y otros similares”, se informó.