Mi?rcoles, 19 de junio del 2019

Alerta Noticias

998-131696

Mario Amoretti: Caso Arlette Contreras debería ser juzgado en Lima

Afirmó que Sala Penal Superior de Ayacucho debería anular sentencia de absolución

Arlette Contreras. Foto: Andina

Afirmó que Sala Penal Superior de Ayacucho debería anular sentencia de absolución

El abogado penalista, Mario Amoretti, aseguró que el caso de Arlette Contreras debe ser transferido a Lima, porque en Ayacucho no existen garantías de “imparcialidad”.

Aseveró que esto debería decidirse una vez que la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Ayacucho, declare nula la sentencia del Colegiado Penal de Huamanga que resolvió absolver por mayoría a Adriano Pozo Arias de los delitos de feminicidio y violación sexual en grado de tentativa.

LEE: Choquehuanca sobre caso Arlette: "Algo anda mal en el Poder Judicial"

El exdecano del Colegio de Abogados de Lima afirmó además que se tendría que ordenar un nuevo juicio, lo que dijo debería ser aprovechado por la Fiscalía para “ampliar la denuncia” contra Pozo Arias, por el delito de secuestro.

“La Sala Penal Superior de Ayacucho debería declarar nula esa sentencia y ordenar un nuevo juzgamiento. […] Para mí [este caso] debería ser juzgado en Lima, no hay ninguna garantía de imparcialidad en Ayacucho”, aseguró Amoretti a América Noticias.

Sostuvo que el fallo del Colegiado Penal de Huamanga que absolvió a Adriano Pozo carece de “sustento jurídico”, pues según detalló lo que se sanciona en la tentativa es la intención de cometer un delito.

Cabe recordar que la agresión a Arlette Contreras se registró en el 2015 en un hotel de Ayacucho y fue registrado por una cámara de seguridad. En las imágenes se observa cómo Adriano Pozo arrastra a la mujer de los cabellos.

LEE: Arlette Contreras: Defensoría rechaza sentencia que absolvió a Adriano Pozo

Pozo Arias recibió un año de cárcel no efectiva, pero la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Ayacucho anuló la sentencia y decidió empezar un nuevo juicio que culminó la semana pasada con la lectura de sentencia de absolución.