Mi?rcoles, 23 de octubre del 2019

#Alerta Noticias

998-131696

Miguel Román sobre Tía María: Este proyecto no debe mancharse de sangre

Miguel Román, presidente de la Comisión de Energía y Minas del Congreso. Canal N

El presidente de la Comisión de Energía y Minas del Congreso sostuvo que no se deben repetir los hechos del 2011 y 2015

Miguel Román Valdivia, presidente de la Comisión de Energía y Minas del Congreso y exalcalde de Cocachacra e Islay, señaló que el Estado, luego de otorgar la licencia a Southern Perú para iniciar la construcción del megaproyecto minero de Tía María, debe actuar con la mayor cautela posible para evitar enfrentamientos con la población.

“Hemos hecho una exhortación clara al Gobierno que no debemos llegar a la violencia ni imponer la fuerza, y que tengan la mayor prudencia y cautela para que esta confrontación no termine mal. Este proyecto no debe mancharse de sangre, dijo.

En entrevista en el programa ‘De 6 a 9’, Román Valdivia sostuvo que el Estado “no puede retroceder” frente a este conflicto y que nunca se deben cerras las puertas del diálogo con la provincia de Islay.

“Ya hemos pasado por dos situaciones similares en el 2011 y 2015. Las fuerzas del orden tienen que hacer su labor, que es la de proteger y preservar. Todas las autoridades deben hacer su máximo esfuerzo para establecer mecanismos de diálogo que permitan un mejor desarrollo de la actual situación", puntualizó.

Por otro lado, Valdivia enfatizó que las cosas "se han hecho al revés", ya que primero se otorgó la licencia; sin embargo, aún no se puede utilizar.

"Me parece algo incoherente porque además sabíamos, el Gobierno sabía, que iba a generar un clima terrible y que no iba a permitir llegar a un nivel de diálogo. Esta política de hechos consumados es muy riesgosa porque hoy están pidiendo como condición se anule esta licencia de construcción. Primero lo que debió buscarse fue el diálogo", apuntó.

LEE: Tía María: paro indefinido en contra de proyecto minero inició hoy

LEE: Ministro de Energía y Minas sobre Tía María: Dar la licencia no es lo más importante