Mi?rcoles, 20 de marzo del 2019

Chile: grupo eco terrorista estaría detrás de explosión que dejó 5 heridos

(Foto: EFE/Video: AFP)

Un artefacto explosivo estalló en una parada de autobús dejando cinco heridos, entre ellos una pareja de venezolanos, quienes sufrieron las heridas más graves

Chile. Un artefacto explosivo estalló este viernes en una parada de autobús en Santiago dejando cinco heridos, entre ellos una pareja de venezolanos, quienes sufrieron las heridas más graves, en un hecho calificado por el gobierno como un acto "terrorista". La explosión ocurrió cerca del mediodía, cuando al venezolano Rolando Torres le estalló un sobre explosivo que fue dejado en una parada de autobús de la concurrida avenida Vicuña Mackenna, donde se encontraba junto a su esposa, Magaly del Carmen Valle, y otro grupo de personas. 

"Vi un tipo de sobre que parecía una carpeta con documentos dentro de una bolsa. Lo agarré y le dije a mi esposa que, si son documentos vamos a ver si tiene alguna información para devolverlos, algún número telefónico o algo, y cuando intenté manipularlo fue cuando explotó el artefacto", relató Torres a Canal 13.

La mujer venezolana fue quien sufrió las heridas de mayor gravedad, debiendo ser operada de urgencia en la asistencia pública para retirar una pieza de metal de una de sus piernas. Su marido resultó con varias lesiones producto de las esquirlas del artefacto, mientras que las otras tres personas sufrieron heridas de menor magnitud y ya fueron dadas de alta.

"El hecho es muy grave. Es muy grave que se coloque un artefacto explosivo en un paradero de Santiago", declaró a la prensa el ministro del Interior, Andrés Chadwick, tras visitar a los heridos en el hospital público. "Todos los heridos están sin riesgo vital. La paciente venezolana quedará internada y su marido será dado de alta", precisó por su parte Luis Castillo, subsecretario de redes asistenciales.

Este tipo de ataques son muy inusuales en la capital chilena. De acuerdo a la Intendenta (gobernadora) de Santiago, Karla Rubilar, fue provocado por "un elemento explosivo que habría sido manipulado por terceros", mientras que el jefe policial, Enrique Monrás, informó que "aún no se sabe la naturaleza del material explosivo". Para la fiscal del caso, Claudia Cañas, "se trata de un artefacto explosivo de fabricación artesanal, eso está confirmado".

"No sólo condenamos de forma categórica ataques con artefactos explosivos ocurridos en Santiago. Interpusimos una querella invocando ley antiterrorista contra quienes resulten responsables e investigaremos hasta las últimas consecuencias. La violencia nunca será una vía al diálogo", dijo el presidente Sebastian Piñera, en un mensaje de Twitter.

El estallido ocurrió en una avenida de gran circulación vehicular, en las cercanías de la concurrida Plaza Italia de Santiago, habitual escenario de celebraciones deportivas.

Delito terrorista
Un grupo eco terrorista denominado "Individualistas Tendientes a lo Salvaje", se adjudicó en un página web el atentado. Hace dos años, este mismo grupo dijo estar detrás de un ataque, con un paquete explosivo enviado por correo a su domicilio, en contra del entonces presidente de la cuprífera estatal Codelco, la mayor productora de cobre del mundo, del que salvó con heridas de mediana gravedad.

Según informó el ministro Chadwick, se está investigando la veracidad de este grupo, pero anunció que presentó una demanda ante la justicia para que investigue el hecho como un "delito terrorista".

De acuerdo a la Policía, en el lugar de la explosión no se encontraron panfletos ni consignas alusivas a este grupo eco terrorista. "Está confirmado que hubo un artefacto explosivo y se están levantando todas las evidencias que se encontraron y van a ser periciadas", manifestó por su parte Claudia Salas, fiscal a cargo del caso.

El incidente ocurre cuatro años después de que un artefacto explosivo explotara en una estación de metro de la exclusiva comuna de Las Condes que dejó 14 heridos, un hecho considerado como el mayor atentado ocurrido desde la llegada de la democracia, en 1990.

AFP