Martes, 18 de diciembre del 2018

Holanda frenó un "ataque cibernético" ruso contra agencia de armas químicas

Agentes rusos dejaron un vehículo lleno de equipos electrónicos en un estacionamiento de un hotel cercano a la sede de la OPAQ, con el fin de atacar su sistema informático

(Foto: EFE)

Agentes rusos dejaron un vehículo lleno de equipos electrónicos en un estacionamiento de un hotel cercano a la sede de la OPAQ, con el fin de atacar su sistema informático

Holanda. Los servicios de inteligencia holandeses frustraron un ciberataque ruso contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya, y expulsó a cuatro agentes rusos, anunció este jueves el ministro de Defensa, Ank Bijleveld. Los cuatro espías fueron expulsados del país tras el frustado ataque.

Los agentes rusos dejaron un vehículo lleno de equipos electrónicos en un estacionamiento de un hotel cercano a la sede de la OPAQ, con el objetivo de atacar su sistema informático, según las autoridades holandesas.

LEE MÁS: Indonesia: sube a 1,424 la cifra de muertos tras terremoto de 7,9 y tsunami [VIDEO]

"El gobierno holandés considera extremadamente preocupante la implicación de estos agentes de inteligencia", declaró el ministro holandés durante una rueda de prensa. "Habitualmente, no divulgamos este tipo de operación de contraespionaje", añadió.

Holanda identificó a los presuntos agentes rusos, y precisó que la operación estaba, según el gobierno holandés, coordinada por los servicios de inteligencia militar rusos (GRU). El país contó además con la ayuda de Reino Unido, precisó.

TAMBIÉN LEEVenezuela donará US$ 10 millones a afectados por terremoto y tsunami en Indonesia

El ministro aseguró en una rueda de prensa que un ordenador portátil perteneciente a uno de los agentes tenía vínculos con Brasil, Suiza y Malasia. En relación con este último país, el contenido estaba relacionado con la investigación del vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines, derribado por un misil en 2014 en el este de Ucrania, precisó.

Según el jefe de los servicios de inteligencia holandeses, el general Onno Eichelsheim, igualmente presente en la rueda de prensa, los cuatros espías llegaron al aeropuerto de Amsterdam Schiphol el 4 de abril con pasaportes diplomáticos rusos.

"Intentaban [los espías rusos] efectuar una operación de ciberataque a distancia corta", explicó. En el maletero del vehículo había en particular equipos destinados a interceptar el wifi de la OPAQ así como los códigos de acceso de la organización. Igualmente se ocultó una antena en la parte trasera del coche.

"Hemos interceptado el vehículo y expulsado a los cuatro hombres. La operación fue realizada con éxito", celebró el general Onno Eichelsheim.

Este anuncio llega el mismo día en el que Londres y Canberra acusaron al GRU de estar detrás de los principales ciberataques mundiales de estos últimos años.

Esta es la primera vez que el GRU, y por consiguiente el Kremlin, es señalado específicamente por Londres, que le acusa ya de ser responsable del envenenamiento del exagente doble ruso Serguéi Skripal y de su hija Yulia el 4 de marzo den Salisbury (suroeste de Inglaterra).