Martes, 16 de julio del 2019

#Alerta Noticias

998-131696

Tiroteo en Florida: mueren dos adolescentes de 14 y 18 años

La policía identificó a media mañana del lunes a las víctimas mortales como Sean Archilles, de 14 años, y Stef'an Strauder, de 18

El incidente tuvo lugar durante una fiesta para adolescentes hacia las 00H30 del lunes. (Vía: Twitter)

La policía identificó a media mañana del lunes a las víctimas mortales como Sean Archilles, de 14 años, y Stef'an Strauder, de 18

Dos jóvenes de 14 y 18 años murieron en Florida en un tiroteo en un club nocturno que según policía no tiene relación con el terrorismo, pero que llega cuando este estado en el sureste de Estados Unidos aún se recupera del masivo ataque de un extremista islámico en Orlando.

El incidente tuvo lugar durante una fiesta para adolescentes hacia las 00H30 del lunes (04H30 GMT), en el estacionamiento de la discoteca Club Blu de Fort Myers, un balneario costero 255 Km al noroeste de Miami.

[LEE: EE.UU.: tiroteo en discoteca de Florida dejó al menos 2 muertos]

"La investigación todavía está activa, así como la escena del crimen. Los investigadores trabajan duro para determinar la motivación" del ataque, escribió la policía de Fort Myers. No obstante, "confirmamos que este incidente no es un acto de terrorismo".

La policía identificó a media mañana del lunes a las víctimas mortales como Sean Archilles, de 14 años, y Stef'an Strauder, de 18, quien según la prensa local era una estrella local del básquetbol escolar.

Entre 14 y 16 jóvenes fueron heridos. Dos de ellos se recuperan en un hospital, uno de los cuales en situación crítica.

[LEE: Baltimore: hombre armado se atrinchera con rehenes en un Burger King]

"Escuché los disparos y fue un verdadero caos, la gente gritaba y corría", dijo uno de los testigos, Germaine Wilson, a la filial local de NBC. "Era una fiesta adolescente y la gente estaba recibiendo disparos. Esto no está bien".

Varias calles de la ciudad estaban cerradas a la circulación la mañana del lunes.

Este episodio ocurre apenas seis semanas después de la peor masacre de la historia reciente de Estados Unidos, cuando un atacante mató a 49 personas la mayoría puertorriqueñas en la discoteca gay Pulse de Orlando, en el centro de Florida.

Las circunstancias del nuevo tiroteo no estaban claras en la mañana del lunes. La policía informó de otros disparos vinculados a este caso en una casa no alejada del club, donde "hubo un herido leve". Una persona fue detenida y otras dos están siendo interrogadas.

[LEE: Luisiana: dos policías muertos en Baton Rouge tras tiroteo]

"Fort Myers no es inmune al crimen y desafortunadamente tuvimos nuestra cuota de actos de violencia y tiroteos como otras ciudades del país han experimentado", escribió el alcalde Randall Henderson en un comunicado. "Hemos visto acontecimientos como éste ocurrir demasiadas veces; pero cuando ocurre uno en nuestra ciudad, nos llega direactamente al corazón".

- Fiesta para adolescentes 

"Estamos totalmente desolados por todos los afectados. Queríamos ofrecer a los adolescentes lo que pensábamos que era un lugar seguro para divertirse", escribió la discoteca Club Blu en Facebook.

"Todo pasó cuando el club estaba cerrando y los padres venían a buscar a sus hijos", explicó la discoteca. "Había vigilantes armados, así como seguridad completa al interior" del local.

El alcalde de la ciudad precisó que, al llegar, la policía encontró en el piso del estacionamiento a varias víctimas con heridas de bala de distinta gravedad.

Tatian Nouhaioi, un habitante de la zona, narró al canal ABC News: "Era una fiesta para jóvenes adolescentes. Había niños. El pequeño que yo tenía sobre las rodillas tenía 14 años y fue herido de bala".

[LEE: Hillary Clinton, una implacable ambición a toda prueba]

"Y también había una niña que recibió un balazo y tenía 13 años. La hija de uno de los vigilantes fue herida de bala. Eran todos niños de 13, 14, 15, 16 años", lamentó.

Las imágenes de ambulancias transportando heridos y los cordones de policía que impedían el acceso al club, recordaron la masacre del 12 de junio perpetrada por un hombre que se declaró parte del Estado Islámico en el club Pulse de Orlando.

Tiroteos de esta clase han sacudido recientemente a Estados Unidos, donde las muertes por armas de fuego ascienden a 90 por día.

[LEE: Donald Trump: Ivanka es el arma secreta de su padre en las elecciones]

El debate sobre las armas se reavivó después de los atentados de Orlando y San Bernardino, en California, el 2 de diciembre de 2015, que provocó 14 muertos. En Estados Unidos, la constitución garantiza el derecho a portar armas de fuego.

(AFP)