Jueves, 07 de julio del 2022

#Alerta Noticias

998-131604

Compartir

Anahí Durand: Nuevo Perú “ya no es útil a las clases populares peruanas”

Exministra de la Mujer y actual consultora del despacho de asesores de la PCM fue retirada de la presidencia del partido fundado por Verónika Mendoza.
(Foto: Gestión)

Exministra de la Mujer y actual consultora del despacho de asesores de la PCM fue retirada de la presidencia del partido fundado por Verónika Mendoza.

La comisión política nacional de Nuevo Perú decidió retirar de la presidencia del partido a Anahí Durand luego de que se conociera que la exministra de la Mujer es consultora en el despacho de asesores de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Durand Guevara respondió a Nuevo Perú a través de un duro comunicado. Señaló que la derecha y el centro agrupados entre políticos, simpatizantes, medios, grupos de poder económico y fundaciones buscan “la caída de Castillo y nuevas elecciones. Para ellos, no hay punto medio de humalización”.

En ese sentido, cree que Nuevo Perú está cometiendo un “error estratégico” al sumarse “al campo opositor ya copado por la derecha, fungiendo de furgón de cola del centro derecha. La línea de ‘oposición democrática’ que se impuso en el Nuevo Perú ya es utilizada por los Morados y otros sectores privilegiados”.

La exministra de la Mujer reconoce que “el desorden de las izquierdas termina alimentando” a la oposición, a la que ella llama “sectores golpistas que pugnan por recuperar el botín estatal”.

“Hace días acepté la invitación del Premier a ser consultora en el despacho de asesores de PCM. Si es un gobierno popular que debe relanzarse, entonces es coherente trabajar en el Estado que intenta dirigir”, afirma Anahí Durand en su extenso y crítico comunicado.

A su entender, la crisis actual no es por la “continuidad de determinado gobierno”, sino por “el retorno del autoritarismo y un neoliberalismo recargado que arrasaría con derechos, golpeando especialmente a los sectores populares”.

Concluye con una dura crítica al que fue su partido: “la comisión política ha definido que no es compatible trabajar en el Estado y ha decidido separarme del cargo del partido. A mí, ante las dificultades, mis padres me enseñaron que había que poner el hombro y no sentarse a criticar desde la comodidad de quienes tienen la vida resuelta. Eso es lo que he hecho y eso es lo que haré. Acepto la decisión (de) Nuevo Perú y dejo a un partido que ayudé a fundar, pero que hoy ya no es útil a las clases populares peruanas”, concluyó.