Lunes, 29 de noviembre del 2021

#Alerta Noticias

998-131696

Chavín de Huántar: los héroes de la operación militar

Héroes de Chavín de Huántar. Canal N

Durante la operación, el coronel Juan Valer y el teniente Raúl Jiménez fallecieron

Ofrecer la vida por la patria. Seis palabras mil veces repetidas pero cuando el momento llega ¿quiénes están verdaderamente dispuestos a dar un paso al frente para verse cara a cara con la muerte?

[LEE: Chavín de Huántar: se conmemoran 20 años del rescate de los rehenes]

El coronel Juan Valer Sandoval lo hizo. Era la misión de su vida y la tomó; y en ésta dejó su último aliento aquel 22 de abril de 1997 cuando junto a sus compañeros comandos Chavín de Huántar, primero llamados "patrulla tenaz" ingresaron a la residencia del embajador japonés, Morihisa Aoki.

"Valer determina que tiene que ayudar al canciller Tudela. El canciller es herido de bala […] En su afán de ir en su ayuda, de sacarlo de la línea de fuego es que es impactado", cuenta el general Rodrigo Lavado.

Quizá tuvo un presentimiento por eso dejó plasmadas, de su puño y letra, sus últimas palabras en una carta. "Conozco que horas previas a la operación, que él se había bañado y dijo: si me muero no vayan a ver un comando sucio", recordó Lavado.

Ya son veinte años, el teniente Raúl Jiménez Chávez también dejó una familia desolada que ha aprendido a convivir con el dolor de la ausencia.

"Dijeron que se había convertido en héroe, pero eran palabras indiferentes no valoraba la calidad de persona que lo habían designado, yo solo pensaba en mi hijo", declaró María Chávez de Jiménez

El joven teniente estaba comprometido y ese año planeaba casarse. La muerte lo sorprendió antes de que pudiera despedirse de sus seres queridos. "Nosotros nunca supimos nada, nos cayó como un balde de agua fría cuando el presidente anunció los dos fallecidos", mencionó.

[LEE: ¿Por qué el Frente Amplio votó parcialmente en contra de declarar héroes a comandos Chavín de Huántar?]

Ellos forman parte de nuestra historia; a la que siempre debemos volver la mirada orgullosa de nuestros comandos Chavín de Huántar y vigilante, para que no se repita el terror nunca más.