S?bado, 23 de marzo del 2019

Denuncian que suboficial quedó grave por mal diagnóstico del Hospital de la Policía

Familiares denuncian negligencia médica pues no recibió atención oportuna. 

Los familiares del suboficial José Burgos Urbina, quien el pasado 22 de mayo sufrió convulsiones durante su ronda de patrullaje por las calles de Jesús María, denunciaron que el Hospital de la Policía brindó un mal diagnóstico al policía por lo que quedó casi en estado vegetal.

Aseguraron que el suboficial permaneció internado por 26 días en el pabellón psiquiátrico del hospital, tiempo durante el cual permanecía sedado y amarrado a un torniquete debido a sus frecuentes convulsiones. 

[Presentaron denuncia contra responsables de malas condiciones del Hospital de la Policía]

Según consta en una receta médica, los galenos diagnosticaron que se trataba de un problema verbal y le dieron el alta argumentando que se recuperaría en su casa, sin embargo no pasó mucho tiempo antes de que comenzaran de nuevo las convulsiones, agravando su salud.

Burgos se encuentra hospitalizado en un nosocomio especializado en enfermedades neurológicas en donde gracias a la acción de los médicos, ha logrado recuperarse un poco, sin embargo ha quedado casi en estado vegetal, pues ya no puede valerse por sí mismo.

La familia del policía, quien estaba a punto de jubilarse, pidió a la institución ayudar al suboficial y asistencia médica para él, pues desde que abandonó el hospital, ninguna autoridad ha ido a visitarlo o a indagar sobre su salud.