Viernes, 04 de diciembre del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

Mario López: No estamos en la cola de países que recibirán la vacuna contra COVID-19

Mario López, ministro de Relaciones Exteriores / Foto: Archivo El Comercio

El canciller señaló que ningún país en el mundo ha hecho un contrato de compra y venta del fármaco

Mario López, ministro de Relaciones Exteriores, resaltó que desde hace seis meses el Gobierno viene realizando coordinaciones con diferentes laboratorios y otros países, para adquirir la vacuna contra el coronavirus.

“Desde abril venimos desarrollando negociaciones con cerca de 20 laboratorios. Adicionalmente con algunos gobiernos con un mecanismo multidimensional, que nos ha permitido avanzar muchísimo, respecto a la posibilidad del acceso a la vacuna”, dijo el canciller a #2020N.

El ministro López, en ese sentido, resaltó que nuestro país no estará en la cola de aquellas naciones que buscan la cura contra la COVID-19, que ha cobrado la vida de más de 900 200 personas en todo el mundo.

“No estamos en la cola, tenga la seguridad que vamos a estar primero. Las negociaciones nos van a permitir acceder y estamos con un abanico de oportunidades. No solo apostamos por uno, conversamos con laboratorios de China, Rusia, EE.UU., Alemania y Gran Bretaña”, dijo.

El canciller López además resaltó que ningún país del mundo ha dado un adelanto económico, para obtener la vacuna. Indicó que aquellos que tienen el fármaco consignado son aquellos que han invertido en la investigación.

“Esos 5 mil 700 millones de vacunas comprometidas no son parte de un ejercicio de compra y venta. Lo que hay es un compromiso por parte de los laboratorios. En Astrazeneca estamos hablando de 2 mil millones de vacunas, están comprometidas con los países que han invertido en la vacuna como EE.UU. o la Unión Europea. En América Latina hay un compromiso para acceder”, dijo.

El diplomático, por otro lado, señaló que la ministra de Economía, María Antonieta Alva, respondió las preguntas del Congreso durante su interpelación. En ese sentido, se mostró en contra del pedido de su censura. Indicó que genera un mensaje negativo hacia los organismos financieros internacionales.

“Es un mensaje negativo hacia los organismos financieros y comunidad internacionales. Para nada positivo en un contexto tan especial. Tengo el deber de señalar que puede haber consecuencias dentro del desenvolvimiento de la economía en el Perú y extranjero”, dijo.

Finalmente indicó que la salida del ministro del Interior, Jorge Montoya, es un rumor y que toda ratificación, como salida en el gabinete ministerial, depende del presidente Martín Vizcarra y primer ministro Walter Martos.

“Son rumores. Los ministros de gabinete tenemos bajo el brazo la carta de renuncia, si el presidente de la República y el jefe de Gabinete así lo consideran”, dijo.