Domingo, 15 de septiembre del 2019

#Alerta Noticias

998-131696

MEF contrató seguro contra terremotos para cubrir pérdidas derivadas de desastres

El monto de la cobertura llega a los 200 millones de dólares

Foto referencial: Difusión

El monto de la cobertura llega a los 200 millones de dólares

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que el Perú contrató, por primera vez en su historia, un 'seguro catastrófico', que cubrirá las pérdidas derivadas de terremotos por un monto de hasta 200 millones de dólares.

El seguro fue contratado con el Banco Mundial (BM) el pasado 2 de febrero, mediante la emisión de un bono catastrófico (Cat Bond), en asociación con los países de la Alianza del Pacífico (que integran Chile, Colombia, México y Perú) y la entidad multilateral, precisó el ministerio en un comunicado.

LEE: Trujillo: cobradora cayó de combi donde trabajaba y fue arrollada por la unidad

Agregó que la transacción "marca un hito para la agenda de integración de la Alianza del Pacifico y la amplia demanda alcanzada en los mercados de capitales demuestra el gran potencial de seguir profundizando dicha integración".

"El seguro ofrece protección ante siniestros de baja frecuencia y alta severidad y permite transferir el riesgo de este tipo de eventos a los mercados financieros internacionales y complementa la cartera de instrumentos financieros dentro de la política nacional de Gestión de Riesgos", indicó el MEF. El bono cuenta con una duración de 3 años, con el pago de una prima anual, y su cobertura abarca desde terremotos de 7 o más grados en las zonas donde se estiman las mayores pérdidas económicas y sociales.

LEETaiwán: terremoto de 6.4 grados deja seis muertos y más de 200 heridos

Los desembolsos se producirán cuando un evento sísmico cumpla con los parámetros de ubicación y magnitud estipulados en el contrato de seguro y publicados por Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

El MEF agregó que los montos de los desembolsos están estructurados en función a la severidad del terremoto y pueden ir desde el 30 % hasta el 100 % del principal y serán transferidos al Fondo de Desastres (FONDES) para cubrir los gastos de emergencia ante un desastre sísmico con derecho a cobertura.