Lunes, 25 de octubre del 2021

#Alerta Noticias

998-131696

Municipalidad de Lima realiza mantenimiento de esculturas y monumentos en la ciudad

Se hace seguimiento a monumentos como Plaza Dos de Mayo, Ramón Castilla, Antonio Raimondi, entre otros 

La Municipalidad de Lima inició el mantenimiento de las esculturas y monumentos ubicados en la ciudad, informaron autoridades ediles la tarde de este jueves.

Estas actividades se realizan luego de haberse iniciado el proceso de restauración de diversos monumentos ubicados en espacios públicos de la ciudad, que ahora cuentan con monitoreo permanente.

Los monumentos implicados en este caso son el del 2 de Mayo, La Libertad, Las Tres Gracias, Ramón Castilla y el de Antonio Raimondi. Posteriormente se iniciarán trabajos en el de San Martín.

El monumento que conmemora la batalla del 2 de Mayo es considerado uno de los más importantes de la capital y se edificó para ihomenajear al héroe de la patria, José Gálvez y a los heroes que participaron en dicha batalla.

Este puso fin a la resistencia e invasión española en América y unificó lazos de hermandad de naciones como Perú, Chile, Ecuador y Bolivia.

El monumento fue elaborado por el arquitecto Edmundo Guillaume y el escultor León Cugnot y se inauguró un 29 de julio de 1874 en ceremonia presidida por el presidente Manuel Pardo.

Tiene una altura de más de 25 metros y fue elaborada en piedra, mármol y bronce y es una de las más altas de Lima. Se compone por una base mayor, un conjunto de rejas, un basamento, pedestal, una columna y sobre estas una columna de la victoria alada.

Pasaron ocho meses de trabajos para que la escultura pueda ser recuperada por un equipo de Prolima tras haber realizado un diagnóstico inicial así como un estudio histórico-artístico para recuperar los valores principales.

Se trabajaron calas estratigráficas, monitoreo de la temperatura y humedad y el retiro de capas de pintura que fueron colocadas en diferentes años.

La Municipalidad de Lima realizará ahora una labor constante de mantenimiento que considera es la única herramienta que garantizará evitar el deterior en el que estuvieron los monumentos a causa del polvo, la humedad, la contaminación y la falta de lluvias, entre otros factores.