Jueves, 18 de noviembre del 2021

#Alerta Noticias

998-131696

Secuestran a embarazada, la inducen a parto y le roban a su bebé

El 21 de octubre, la Comisaría de Zaraté confirmó la aparición de Analí. Foto: América Noticias

Su pareja denunció el hecho y la Policía la encontró, pero ya no tenía a la criatura en su vientre

Estuvo embarazada, fue secuestrada y no se sabe nada de dónde terminó la bebé. Una mujer que había cumplido 9 meses de gestación desapareció misteriosamente; su pareja denunció el hecho y la Policía la encontró, pero ya no tenía a la criatura en su vientre. 

Según la denuncia policial, Nicolás Alberto Urrutia Rodríguez acudió al Depincri de San de Juan de Lurigancho 1 debido a que no había pista alguna de su esposa. 

Recibió un mensaje en el que lo amenazaban si no cumplía con las demandas: "Vamos hablar algo claro yo tengo a la mujer y a tu hija y si quieres volver a verlas necesito que me des doscientos mil soles", decía el texto. Eso lo acompañaron con dos imágenes: La madre de su hija sentada en una silla con los ojos cerrados, una frazada entre sus piernas, los tobillos atados y una cinta colocada en su boca. Además de la foto de una cama donde habrían tenido a la víctima en cautiverio.  

El 21 de octubre en horas de la mañana, la Comisaría de Zaraté confirmó la aparición de Analí del Pilar Luna Tavera y precisaron que habría sido inducida al parto. En un inmueble ubicado en la II Etapa Bayóvar, específicamente en la manzana 14 lote 19 fue donde Analí vivió los momentos más desgarradores. 

Ahí capturaron a María Cruz Arias Chávez de 68 años, quien es la propietaria y ahora tendrá que responder a las autoridades por el delito que se le acusa. Las investigaciones continúan y se tiene pendiente ubicar a la recién nacida. 

Este hecho recuerda al caso de la joven que fue hallada muerta en Surco en el 2005, dentro de un costal y con el vientre abierto. Claudina Herrera Cárdenas tenía ocho meses de gestación, ella salió de casa para encontrarse con una misteriosa mujer también embarazada que se encontraba en los exteriores de la posta médica José Gálvez que le ofrecía ser atendida gratis en una clínica local.  

Los responsables del crimen fueron detenidos y los médicos forenses sentenciaron que la causa de la muerte fue por un golpe que sufrió en la frente luego de haber sido sometida a la inducción del parto.