Jueves, 23 de mayo del 2019

Alerta Noticias

998-131696

El tono de voz puede influir en el éxito profesional

Estudios revelan que la forma de hablar puede transmitir desconfianza y hasta incapacidad. 

Foto: El Comercio

Estudios revelan que la forma de hablar puede transmitir desconfianza y hasta incapacidad. 

El tono de tu voz puede ser crucial para que asciendas o te estanques profesionalmente. Según estudios realizados por psicólogos y asesores de oratoria, a través de la voz uno transmite emociones como seguridad y  confianza, lo que se traduce en una mayor credibilidad por parte del receptor.

La voz rota o “vocal fry”, que ocurre cuando la voz baja al menor registro posible poniendo presión sobre la garganta y sale un chirrido o chasquido, es el defecto más común de la voz, y también el más percibido por quienes nos escuchan. 

Son las mujeres quienes más se preocupan por mejorar su voz y entonación al hablar, invirtiendo tiempo y dinero en clases que principalmente les enseñan como dominarla a través de la respiración. El tiempo promedio que uno debe emplear en este singular estudio es el de una hora semanal durante 3 meses.

Pero el entrenamiento vocal no es algo que necesiten todas las personas o que necesariamente afecte el desarrollo profesional.  Sino que estaría más relacionado con aquellos trabajos que necesitan convencer a través de un orador, como por ejemplo los vendedores, los políticos o los maestros.

Por ejemplo, los tonos bajos son generalmente los preferidos para los líderes. ¿pero es acaso cierto que quienes tienen la voz más gruesa son mejores líderes?. Según Casey Klofstad, profesor de Ciencias Políticas de la universidad de Miami, puede tratarse tan solo de una percepción por parte del receptor, lo que no necesariamente tendría validez en la realidad.

Lo cierto es que, la voz de nuestro interlocutor puede influir en nuestra toma de decisiones. Klofstad determinó a través de un estudio realizado con 800 oyentes, que los tonos más graves, tanto para hombres como para mujeres, son percibidos como fortaleza, dominancia y elegibilidad. Pero eso, solo sucede en las culturas occidentales, puesto que en las orientales pasa todo lo contrario, lo tonos más agudos son los preferidos, de hecho las mujeres hablan con una voz nasal que es interpretada como distinción y alcurnia.

Amy Stoller, entrenadora de voz, recomienda un cambio basado en un mayor registro y expansión de limitaciones para así tener más técnicas vocales disponibles durante el discurso, pero sin cambiar las características más básicas y primarias de la forma de hablar de cada uno que finalmente también son una firma de cada ser.