Domingo, 23 de septiembre del 2018

Afganistán: atentados suicidas dejaron al menos 33 muertos

El atentado más mortífero tuvo lugar cerca de la frontera entre Afganistán y Pakistán, cuando un kamikaze hizo estallar su carga explosiva en medio un grupo de manifestantes

(Foto: AFP)

El atentado más mortífero tuvo lugar cerca de la frontera entre Afganistán y Pakistán, cuando un kamikaze hizo estallar su carga explosiva en medio un grupo de manifestantes

Una serie de atentados en el este de Afganistán dejaron este martes al menos 33 muertos entre las personas que participaban en una manifestación y en otro ataque frente a una escuela de niñas.

El atentado más mortífero tuvo lugar hacia las 13H00 (08H30 GMT), cerca de la frontera entre Afganistán y Pakistán, cuando un kamikaze hizo estallar su carga explosiva en medio un grupo de manifestantes, a 70 kilómetros de la ciudad de Jalalabad

LEE MÁS: India: al menos 52 muertos y 35 heridos dejó la caída de un bus a un abismo

Los manifestantes bloqueaban la autopista que une los dos países para protestar contra el nombramiento de un nuevo comisario de policía.

Un total de "32 cuerpos y 128 personas fueron llevadas a nuestros hospitales", dijo a la AFP Najibullah Kamawal , director de los servicios de Sanidad de la provincia de Nangarhar.

El portavoz del gobierno de la provincia, Ataullah Khogyani, confirmó el balance.

Los hospitales de Rodat y Ghani Khel, en el distrito de Jalalabad, estaban saturados por las personas que llegaron cubiertas de sangre, indicó un periodista de la AFP en el lugar.

Varios heridos recibían cuidados en los pasillos y los más graves fueron transportados al hospital central de Jalalabad.

"Éramos unas cien personas cuando de pronto oí una fuerte explosión. Luego vi carne y sangre, personas heridas a mi alrededor. Estoy buscando a mis amigos pero no sé si están vivos o muertos", dijo AFP Gul Majid, frente al hospital.

Pocas horas antes habían tenido lugar dos atentados frente a una escuela para niñas de Jalalabad, la capital provincial, que dejaron un muerto y cuatro heridos.

La primera bomba estalló hacia las 08h30 locales frente a la escuela para niñas Malika Omaira. Poco después, cuando los niños de una escuela vecina acudían al lugar, explotó una segunda bomba.

Por el momento ningún grupo insurgente reivindicó los atentados, en una región donde están presentes tanto el grupo yihadista Estado Islámico (EI) como los insurgentes talibanes.

Ambos grupos se oponen a la educación de las mujeres y han obligado a cerrar numerosas escuelas para niñas en Afganistán. (AFP)