Viernes, 10 de abril del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

Bolivia: Juez dispuso prisión preventiva por seis meses para exministro de Evo Morales

Exministro de Morales es acusado por la presunta comisión de los delitos de "incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias", en un proceso por corrupción.

Bolivia: Juez dispuso prisión preventiva por seis meses para exministro de Evo Morales. Foto: AFP

Exministro de Morales es acusado por la presunta comisión de los delitos de "incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias", en un proceso por corrupción.

En Bolivia, un juzgado dispuso pena de prisión preventiva por seis meses para Carlos Romero, poderoso ministro del gobierno del expresidente Evo Morales, actualmente exiliado en Argentina, en el marco de una investigación por un caso de corrupción. "En la audiencia hemos apelado la resolución del juez, quien dictó detención preventiva en la cárcel de San Pedro, por seis meses, en aplicación de la Ley 1173 de Abreviación Procesal Penal", informó Andrés Zuñiga, abogado de Romero, tras una instancia judicial que llevó casi siete horas.

El Juzgado Primero anticorrupción decidió que ante el riesgo de fuga, el exministro debía ser recluído en la cárcel de San Pedro de La Paz, una de las más hacinadas del país y donde se encuentran numerosos reos encarcelados durante la gestión de Romero. 

Romero está acusado por la presunta comisión de los delitos de "incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias", en un proceso por corrupción en la estatal Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (UELICN), que estaba bajo su cargo. 

Según la imputación, interpuesta por la diputada derechista Rose Marie Sandóval, Romero tuvo conocimiento de las irregularidades cometidas en esa entidad desde 2013. "Si pasa algo con la vida del doctor Romero el único responsable será el Ministerio de Gobierno (Interior)", que coadyuva como parte en el juicio, protestó el abogado Zuñiga por el envío a San Pedro.

Previamente, otro juzgado boliviano había rechazado el jueves la solicitud de libertad presentada por Romero, antes de comparecer este viernes en tribunales.

Romero fue "aprehendido" el martes por orden de la Fiscalía y conducido a celdas judiciales, lo que técnicamente no se considera como una detención. El exministro se había declarado inocente el jueves y este viernes fue agredido por una turba de activistas de derecha mientras era trasladado por policías a la cárcel.

Romero fue escoltado el martes pasado por policías desde el hospital donde estaba convaleciente para que fuera a declarar a la fiscalía y respondiera por los cargos. El exministro, de 53 años, fue ingresado el sábado a un centro médico de La Paz, con un cuadro de deshidratación, hipertensión y depresión. Romero denunció haber permanecido "secuestrado" en su casa por civiles contrarios a Morales que le impedían el ingreso de alimentos y bebida.

Con información de AFP