Viernes, 07 de enero del 2022

#Alerta Noticias

998-131696

COVID-19: Mundo supera los 300 millones de casos y lucha contra variante ómicron

El aumento de las contaminaciones por ahora no va acompañado de un alza global de muertes
Foto: AFP

El aumento de las contaminaciones por ahora no va acompañado de un alza global de muertes

La cifra oficial de casos de COVID-19, sin duda subestimada, superó el viernes la barrera de los 300 millones, en momentos en que todos los países luchan contra la propagación de la variante ómicron e incrementan las campañas de vacunación

Según cálculo de la agencia AFP con base en balances oficiales, al menos 300.042.439 casos de infección han sido diagnosticados desde que la oficina de la OMS en China registró la aparición de la enfermedad a fines de diciembre de 2019. 

El mundo, donde los casos se incrementan desde mediados de diciembre, dos semanas después del descubrimiento de la variante ómicron en Botsuana y en Sudáfrica, vive en la actualidad una cuarta ola con un récord de contaminaciones registradas.

El aumento de las contaminaciones por ahora no va acompañado de un alza global de muertes. 

En Estados Unidos el Tribunal Supremo escuchó este viernes las impugnaciones al intento del presidente Joe Biden de obligar a vacunarse contra el COVID-19 a millones de trabajadores del país para frenar la expansión de la pandemia.

"Esta es una pandemia en la que ha muerto casi un millón de personas", afirmó la jueza Elena Kagan. "Es, con mucho, el mayor peligro para la salud pública que ha enfrentado este país en el último siglo. Y esta es la política más orientada a detener todo esto", agregó 

Scott Keller, exfiscal general de Texas, que representa a las asociaciones empresariales, dijo que la norma que obliga a vacunarse contra el COVID a los empleados de empresas que emplean al menos 100 personas llevaría a muchos trabajadores a renunciar. 

"Provocaría el desplazamiento permanente de trabajadores, lo que afectaría a nuestra economía nacional", dijo Keller. "Parte de los problemas que estamos viendo con esta norma es que realmente no pretende regular un peligro en el lugar de trabajo", añadió. 

Tras meses de llamamientos públicos a las personas indecisas o reacias a recibir sus vacunas, Biden aumentó la presión en septiembre. "Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando", dijo. 

El presidente demócrata hizo que las vacunas anticovid fueran obligatorias en las empresas que emplean a 100 trabajadores o más, así como para los trabajadores de la salud en las instalaciones que reciben fondos federales.