Martes, 07 de julio del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

Jefe de Defensa de EE. UU. contradice a Trump y se opone a despliegue militar para contener protestas

Luego de que Trump pidiera desplegar a los militares para controlar las movilizaciones

Donald Trump pidió desplegar a los militares para controlar las movilizaciones. Foto: AFP

Luego de que Trump pidiera desplegar a los militares para controlar las movilizaciones

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, marcó distancias con el presidente Donald Trump, al asegurar que no considera necesario el empleo de tropas en activo para contener la ola de protestas en el país desencadenadas por la muerte bajo custodia policial del afroamericano George Floyd.

"La opción del uso de tropas en activo en el papel de garantes de la ley debería ser solo empleado como último recurso, y solo en las situaciones más urgentes y extremas", afirmó Esper en una conferencia de prensa desde el Pentágono. "No estamos en una de esas situaciones ahora. No soporto invocar la Ley de Insurrección", subrayó sobre la posibilidad de utilizar al Ejército en el interior país planteada por el mandatario a comienzos de semana.

"Siempre he creído y sigo creyendo que la Guardia Nacional es más adecuada para prestar apoyo interno a las autoridades civiles en estas situaciones", agregó.

Este lunes, Trump anunció su disposición a desplegar "miles y miles de soldados fuertemente armados" y de agentes de la ley para detener los disturbios en Washington DC, tras varias noches de protestas y saqueos en la capital.

Poco después del mensaje televisado, los manifestantes concentrados ante la Casa Blanca fueron reprimidos con gases lacrimógenos.

Aunque la tensión se ha rebajado en las últimas 24 horas, las protestas no cesan en Estados Unidos, donde al menos 40 ciudades han decretado el toque de queda y permanecen bajo custodia de la Guardia Nacional, e incluso este martes la capital estadounidense vivió un inesperado cacerolazo mientras los manifestantes continuaban frente a la Casa Blanca.

Más de una semana después de que el afroamericano George Floyd muriera por asfixia en Mineápolis (Minesota) debido a la presión que ejercía sobre su cuello la rodilla de un policía blanco, en distintas ciudades estadounidenses se repiten las escenas de manifestaciones de protesta en las calles, pero los destrozos y saqueos de otras jornadas han amainado.

Con información de AFP y EFE

LEE: Estados Unidos: 9300 detenidos en las protestas tras el asesinato de George Floyd

LEE: EE. UU.: Miles protestaron en Nueva York y otras ciudades por George Floyd