Mi?rcoles, 15 de agosto del 2018

Caso Jimena: César Alva fue internado en el penal de Ancón I

Traslado a Ancón. Foto: Andina

El Poder Judicial dictó 9 meses de prisión preventiva para el asesino de la menor de 11 años

El Poder Judicial, a través de la juez María Esther Dimas, dispuso 9 meses de prisión preventiva para César Augusto Alva Mendoza. La audiencia inició a las 9 de la mañana y terminó pasado el mediodía de este domingo. El sujeto fue trasladado de la sede de la Dirincri directamente hacia el penal de Ancón I. 

Un cordón de seguridad flanqueó la entrada y las medidas se extremaron debido a que un grupo de manifestantes se apostaron en las adyacencias buscando justicia por sus propios medios. La indignación ha sido evidente y también han llegado amenazas, incluso desde los penales a los que podría ir Alva, según informó días atrás el diario Trome.

Uno de los abogados de la familia, Marco Riveros, dijo que el INPE hará un informe y evaluará a qué penal será llevado luego de que pase la noche de este domingo en la carceleta ubicada en el Palacio de Justicia.

"La jueza declaró fundado el pedido de prisión preventiva y dicta el auto de apertura de instrucción por plazo de 120 días para que se realice el juicio oral y la sentencia. No puedo precisar detalles de la defensa, pero la juez ha determinado que hay suficientes elementos en la comisión del delito", comentó a Canal N.

El sujeto violó, asesinó y quemó a la pequeña Jimena, una niña de 11 años a la que secuestró primero en una bicicleta en San Juan de Lurigancho. Fue capturado en Ica y llevado a la capital hace pocos días.

LEE TAMBIÉN: Caso Jimena: Fiscalía pide 9 meses de prisión preventiva para César Alva

Esta diligencia sentó un precedente debido a que no se ha llevado en una sede del Poder Judicial, sino en el mismo lugar de su detención debido a problemas de seguridad. Los vecinos, enardecidos, esperan la salida del sujeto para hacer justicia por sus propias manos.

No hubo acceso a la prensa ni el canal Justicia TV transmitió la audiencia. Esto por pedido expreso de los padres de Jimena, quienes prefieren evitar que la imagen del agresor continúe en las pantallas. 

Se conoció también que a Marco Riveros, abogado de la familia de Jimena, se sumó Julio Quintanilla. Este doctor tuvo a su cargo la defensa de los estudiantes acuchillados en San Marcos hace algunas semanas.