Lunes, 27 de mayo del 2019

Alerta Noticias

998-131696

Mapa muestra incremento de casos de corrupción en estas regiones del Perú

La Defensoría del Pueblo elaboró un mapa que da cuenta de los casos denunciados entre el 2016 y el 2018. ¿Cómo ha cambiado el panorama según regiones?

Los casos de colusión son los segundos más recurrentes a nivel nacional. Foto: Defensoría

La Defensoría del Pueblo elaboró un mapa que da cuenta de los casos denunciados entre el 2016 y el 2018. ¿Cómo ha cambiado el panorama según regiones?

La Defensoría del Pueblo presentó hoy la primera serie de 'Mapas de la corrupción en el Perú', los cuales buscan acercar información al ciudadano, presentándole, de manera gráfica y en un formato de fácil comprensión, el análisis de información estadística sobre la situación de las instituciones públicas y los retos en materia de lucha contra la corrupción.

La primera entrega de cinco mapas muestra, entre otros datos, que 20 departamentos y la provincia constitucional del Callao registraron una tendencia a incrementar el número de casos de corrupción en trámite del año 2016 al 2018. Áncash aumentó en un 67% su número de casos en trámite, llegando a ser el departamento con mayor incremento porcentual, seguido muy de cerca por Loreto con aproximadamente 66%.

Asimismo, se destaca que el delito de peculado es el más recurrente a nivel nacional, representando el 34% de los 40 759 casos reportados en el 2018. Lima y Cusco son los departamentos con mayor número de casos de peculado a nivel nacional; mientras que Áncash, Loreto y Cusco son los departamentos que mayor incremento porcentual de este tipo de casos registraron el mismo año, 74%, 72% y 71% respectivamente. El delito de peculado consiste en apropiarse o utilizar dinero o bienes del Estado aprovechando el cargo público que se ejerce.

Los casos de colusión son los segundos más recurrentes en Perú, con 14%. Lima y Áncash reportan el mayor número de casos a nivel nacional. No obstante, Pasco fue la región que mayor variación porcentual presentó en el 2018, incrementando en 85% la cantidad de casos de colusión respecto de los casos reportados en el 2016. Este delito se configura cuando un funcionario público a razón de su cargo interviene en cualquier etapa de la adquisición o contratación pública de bienes, obras o servicios para defraudar al Estado.

Para la elaboración de los mapas, se procesó y analizó información del 2017 y 2019 elaborados por la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción.

LEE TAMBIÉN: JNJ: conoce a los políticos que postulan al organismo reemplazante del CNM