Lunes, 27 de septiembre del 2021

#Alerta Noticias

998-131696

Hijo de María Elena Moyano sobre restos de Abimael Guzmán: “Yo desaparecería todo rastro de él”

Hijo de María Elena Moyano sobre restos de Abimael Guzmán: “Yo desaparecería todo rastro de él”. Video: Canal N

El hijo de María Elena Moyano dice qué haría con los restos del terrorista

“A modo personal, yo lo haría. Si me pongo drástico, lógicamente no me puedo poner al nivel de ellos, pero está claro que yo desaparecería todo rastro de él (Abimael Guzmán)”, dijo David Pineki Moyano, hijo de María Elena Moyano.

Tenía apenas 9 años cuando asesinaron cruelmente a su madre. Cuando la dinamitaron por revelarse a los planes de miedo y horror que quería implantar Sendero Luminoso. Hoy, tras la muerte del mayor genocida del país, David Pineki Moyano dice qué haría con los restos de Abimael Guzmán Reinoso, el hombre que sentenció a muerte a la entrañable lideresa de Villa El Salvador.

“Yo desaparecería todo rastro de él y que no se supiera más de que existió. Sería lo ideal, sobre todo para el país”, señaló.

Nació hace 38 años y radica en España, país en el que tuvo que asilarse, tras el criminal atentado contra su madre. “Cuando escuche esa noticia, que se erradicó Sendero Luminoso del todo, pues moriré tranquilo. Yo y muchas víctimas que pasamos por eso”, manifestó.

Sendero Luminoso acabó con la vida de al menos 27 dirigentes vecinales, pero con ella se ensañaron.

El fin de semana, Villa El Salvador le rindió un sentido tributo a la madre coraje, a aquella mujer de sonrisa imbatible y discurso valiente. Fue una caravana muy similar a aquella que la acompañó para darle el último adiós. David Pineki lo recuerda muy bien.

“Recuerdo esa marcha para ir al cementerio con tantísima gente, fue increíble, no salía de mi asombro, que se pueda reunir a tanta gente”, dijo.

Sobre el pedido de entregar el cuerpo de Abimael Guzmán y ante la posibilidad de que el lugar de entierro se convierta en punto de veneración, esto es lo que dice el hijo de María Elena Moyano. “Eso no hay que permitirlo. Puede haber un respeto por la familia, o si no la tuviera, pues lo mismo. Incinerarle y que nadie sepa dónde están enterrados los restos”, refirió.

Él no pudo siquiera ver los restos de su madre. Sendero Luminoso voló su cuerpo con explosivos. Como él, la familia de 35 mil víctimas y todo el país está expectante al destino final del cadáver del mayor genocida del país.