Jueves, 17 de octubre del 2019

#Alerta Noticias

998-131696

Alan García: video revela a expresidente con arma en la mano antes de su muerte

Cuarto Poder reveló imágenes exclusivas de la diligencia de allanamiento y detención preliminar en la casa del expresidente Alan García 

El suicidio del expresidente Alan García, dos veces presidente y también investigado por presuntos actos de corrupción, ha desatado un terremoto en la clase política y dejado abiertas muchas interrogantes. Cuarto Poder ha revelado algunas imágenes del allanamiento del miércoles 17 de abril en casa del expresidente, en las cuales se ve llegar a la casa en Miraflores a los agentes de la División de Alta Complejidad junto al fiscal Henry Amenábar, parte del equipo especial Lava Jato.

Tocan el intercomunicador y el fiscal se identifica ante la trabajadora Ana Verástegui. El fiscal lleva la orden judicial en la mano. Una segunda trabajadora de la casa, Elia Huamán, abre la puerta. Los policías y el fiscal Amenábar ingresan.

Una vez en el interior, la Policía se cerciora de cuántas personas estaban en el domicilio y los ambientes que existían. A las 6 y 27 de la mañana, aparece Alan García parado en el descanso de la escalera hacia el segundo piso.

El vídeo no tiene sonido, pero se le observa calmado. Según el testimonio del fiscal y los agentes, Alan García le preguntó a Amenábar sí tenía el documento y sí se trataba de una orden judicial de prisión preliminar.

Ante la respuesta afirmativa y el pedido del fiscal para que bajara y pudiera enseñarle la documentación, Garcia, según han narrado los testigos y lo que consta en actas, dice que primero debe hablar con sus abogados, sube hasta el segundo piso.

Uno de los agentes va detrás de él, pero al terminar la curva, García ya se había encerrado en su habitación. El agente y uno más empiezan a tocar la puerta.

Según la Policía, se sabía por Inteligencia que García tenía registradas varias armas. Esto, sumado al hecho de que ya había evadido su detención en 1992 tras el golpe del 5 de abril y su más reciente intento de asilo en la embajada uruguaya, podía significar que esta vez podría ser una detención complicada e impredecible.

Alan García en el rellano de la escalera, es donde un detalle desconocido hasta ahora se hace visible. Durante 23 segundos aproximadamente, Alan García se mostró colaborador, mientras se agacha para hablar con el fiscal, un bulto en el bolsillo derecho del pantalón se delinea.

Se percata de que uno de los agentes DIVIAC sube las escaleras para detenerlo, García gira hacia su derecha, se lleva la mano al pecho y parece tomar aire, mirando hacia su habitación.

Cuando el ex presidente empieza a subir los escalones, extrae del bolsillo derecho su revólver y sube las escaleras a tramos largos. El arma empuñada es visible por solo un segundo.

Los agentes en la puerta de la habitación, piden al expresidente salir. Entonces, decidieron distribuirse y buscar otro ingreso para evitar cualquier intento de fuga, pero a las 6:31 de la mañana, escucharon un disparo. Ingresaron por el balcón de la habitación y vieron la terrible escena. En ese instante el herido seguía con vida y los mismos agentes Diviac lo trasladaron hasta el hospital Casimiro Ulloa.

Erasmo Reyna, abogado del expresidente y amigo muy cercano, llegó a la casa de García y en presencia de él, señala el acta, el fiscal Amenábar notificó a Ana Verástegui, trabajadora del exmandatario, con la resolución judicial del allanamiento.

El arma hallada en la habitación es un revólver colt, regalo que le hizo la Marina de Guerra al exmandatario. Fue entonces que los abogados de García empezaron a cuestionar la diligencia y denunciaron que el fiscal y los agentes cometieron irregularidades.

Mientras en casa del exmandatario los peritos continuaban su trabajo, a las 10:05 de la mañana, la vida de Alan García Pérez se apagó. De acuerdo a ley el allanamiento debía continuar,

Los abogados apristas se negaron aduciendo que tras la muerte del investigado ya no había lugar a la diligencia. A las 12:20 se continuó con la diligencia de allanamiento a la casa del ex presidente, mientras en el hospital, familiares y partidarios de García esperaban al fiscal Guillermo Peñaloza para el levantamiento del cadáver.

De acuerdo a ley debió ser llevado a la morgue, pero por pedido expreso de la familia, las pruebas se realizaron en el mismo hospital donde murió. Poco más de tres horas duró la necropsia al cuerpo del ex mandatario.

Se le practicaron varias pericias como la absorción atómica, el ADN a la sangre hallada en la habitación y al cuerpo, así como pruebas dactiloscópica y odontograma, entre otros.

Se hace imposible juzgar una decisión tan dura y radical como el suicidio. La carta del exmandatario, asumiendo la responsabilidad sobre su propia muerte, hablan por él. El video de esta intervención da aún mayores luces del hecho que ha marcado el fin de toda una era política.

LEEAlan García: Vizcarra rechaza vinculaciones al Ejecutivo con la muerte del expresidente

LEEPublican tuit desde la cuenta oficial de Alan García