Crisis migratoria: Las acciones que han tomado la policía y militares para reforzar nuestra frontera sur

A días de revelar que migrantes indocumentados ingresan al Perú con ayuda de militares chilenos, ahora acompañamos a la PNP en su patrullaje de la frontera y vigilancia de rutas prohibidas

Cuarto Poder

A solo días de demostrar como migrantes indocumentados ingresan al Perú con ayuda de militares chilenos, regresamos al límite fronterizo.

Por estos días, la Línea de la Concordia que divide un país y otro no hace honor a su nombre precisamente. La violencia se desata a toda hora.

Desde Moquegua y otras partes del sur del país, llegó el refuerzo militar a nuestra frontera con Chile. Más de 200 miembros del Ejército ingresaron a esta zona con la mision de vigilar los puntos críticos y apoyar el trabajo que cumple desde hace casi un mes la Policía Nacional, que, pese a los esfuerzos de sus 400 hombres uniformados, su presencia ha sido insuficiente por la cantidad de extranjeros que a diario intentan ingresar irregularmente al Perú.

Desde el viernes, los militares se sumaron a la custodia de nuestra frontera. El personal del Ejército se instaló a lo largo de los 12 km de la frontera. Permanecerán en puntos estratégicos en 3 turnos todos los días de la semana durante los 60 días que dure el estado de emergencia declarado en la región Tacna y en otras partes del país, a raíz de esta crisis migratoria desatada entre Perú y Chile.

Mientras que los puntos críticos ya están siendo custodiados en nuestro desierto por las fuerzas del orden, en la línea de frontera los problemas continúan; los migrantes siguen con sus intentos de ingresar a territorio peruano.

La desesperación se siente entre ellos, el hambre golpea a los que ya pasan varios días aquí refugiados, sobreviven, buscan cobijo para protegerse no solo del sol sino en realidad de la angustia que provoca permanecer en medio de lo incierto.

Cada vez la situación se pone más tensa para todos. Las posibilidades de transitar por esta zona se reducen para todos, incluso para los periodistas.

Asi son los días en la frontera mientras llegue alguna solución que incluya a todos los países involucrados. Mientras eso ocurre, la crisis mantiene en alerta a las autoridades de Perú y Chile.

Decidimos hacer un recorrido por toda la línea de frontera, ingresamos más de 12 km desde la carretera hacia el arenal para patrullar junto a la Policía Nacional. Llegamos a zonas altamente vulnerables que sirven de rutas ilegales, pasos inhabilitados que utilizan los migrantes para atravesar de manera irregular hacia nuestro territorio.

En medio de la oscuridad, con linternas en mano, se desplazan y custodian los alrededores del hito que demarca el suelo patrio, hay que estar alerta ante cualquier movimiento extraño.

Seguimos el recorrido. Ahora vamos con dirección al siguiente hito, estamos en medio del desierto y solo nos acompañan las luces del vehículo y las linternas de los agentes policiales. De lo contrario, sería imposible ver lo que ocurra en esta zona.

Por este desierto, durante meses ingresaron de manera ilegal migrantes indocumentados, precisamente por estos caminos inhabilitados, la semana pasada registramos un grupo que logró atravesar en medio de la oscuridad hacia suelo peruano.

Pero esta semana, observamos zonas con mayor iluminación debido a las nuevas torres de luz que se han instalado, se observa tambien mayor número de patrullas.

Tras recorrer desde el hito 1 hasta el hito 10, entramos ahora a la zona más vulnerable, del otro lado de la carretera. De pronto, reportan la presencia de migrantes entrando a nuestro territorio.

En otro tramo tambien encontramos más extranjeros intentando burlar los controles migratorios. La policía les pide volver, no ingresar, no pisar suelo peruano y regresar por donde vinieron. Ellos tratan de camuflarse.

Al día siguiente, la frontera volvía a ser zona de enfrentamiento: migrantes, comerciantes, transeúntes, policías, carabineros, todos en medio de un conflicto que cada vez esta deja mayores consecuencias.

Todo parece salirse de control. Quizá el inicio de la solución de este grave problema migratorio que atravesamos al igual que otros países, podrí estar cerca, la tarde del sábado, un representante del gobierno de Nicolás Maduro llegó hasta la línea de la concordia y ofreció vuelos para los venezolanos que deseen regresara a su tierra.

Se ofreció un empadronamiento. No se conoce hasta hoy que tan dispuestos están los migrantes a volver a Venezuela.

Mientras los gobiernos negocian una solución a esta crisis migratoria, la situación en la Línea de la Concordia sigue viviendo días de creciente y peligrosa discordia.

Ver también

Un policía resultó herido tras enfrentamiento en la frontera Perú – Chile

Ver también

Ciudadanos extranjeros se enfrentan nuevamente a la policía en la frontera Perú - Chile

Ver también

Migrantes indocumentados permanecen 17 días en la frontera Perú-Chile

Tags

  1. cuarto poder
  2. crisis migratoria
  3. frontera Chile Perú
Logo Canal N
© Canal N | CONTÁCTANOS: Redacción: info@canaln.pe - tlf: 411-0808