Martes, 28 de septiembre del 2021

#Alerta Noticias

998-131696

Francisco Sagasti pide no fomentar divisiones que destruyen nuestra patria

Francisco Sagasti.

Presidente aseveró que los verdaderos enemigos son la intolerancia, el racismo, la discriminación, la corrupción y la violencia

El presidente Francisco Sagasti pidió no fomentar divisiones que destruyen a la patria ni levantar las manos o los puños contra las hermanos y hermanos peruanos que piensan distinto.

Aseveró que nuestros verdaderos enemigos son la intolerancia, el racismo, la discriminación, la corrupción y la violencia.

Durante su participación en el Inti Raymi, en Sacsayhuaman, en Cusco, el mandatario sostuvo que la historia concede una nueva oportunidad a los peruanos en el Bicentenario.

“No levantemos la mano ni los puños contra nuestras hermanas y hermanos, ni fomentemos divisiones que destruyen nuestra patria. Nuestros verdaderos enemigos contra los cuales podremos luchar y vencer unidos son la intolerancia, el racismo, la discriminación, la corrupción y la violencia en todas sus expresiones”, afirmó Sagasti.

El mandatario dijo que, a pocos días de conmemorar el bicentenario de la independencia, además de la pandemia de la COVID-19 en el Perú ha surgido el virus de la desunión.

“No nos escudemos en el narcisismo de nuestras pequeñas diferencias para descalificar a los otros, a los que piensan distinto, a los que tienen diferentes creencias, aspiraciones, fisonomías y modos de vivir”, indicó.

"Solo reconciliándonos, unidos en confraternidad y diálogo abierto y sincero podemos hacer uso fructífero de nuestras diferencias, insignificantes al lado de nuestras potencialidades, añadió.

El mandatario aseguró que solo a través de la “reconciliación” y un diálogo abierto y sincero se podrá hacer un uso creativo de las diferencias entre todos los peruanos.

“En nuestra vida política, no dejemos espacio para la intolerancia y el extremismo, la descalificación y el odio, cuyas únicas armas son la mentira y la hipocresía y que llegan al envilecimiento de la condición humana”, sostuvo Francisco Sagasti.

“Diré solo que hemos hecho todo lo que se pudo hacer para dejarle a quien dirija los destinos de la nación en los primeros años del tercer siglo de nuestra independencia, un país mejor que el que encontramos al inicio de nuestro gobierno”, concluyó.