Viernes, 04 de diciembre del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

China: Sinopharm dobla su capacidad productiva de vacunas contra la COVID-19

La empresa inauguró un complejo farmacéutico que tendrá una capacidad de producción de 100 millones de dosis al año

China: Sinopharm dobla su capacidad de producción de vacunas contra la COVID-19. Foto: AFP referencial

La empresa inauguró un complejo farmacéutico que tendrá una capacidad de producción de 100 millones de dosis al año

La empresa estatal China National Biotec Group, parte del grupo Sinopharm, inauguró hoy un nuevo complejo farmacéutico para la investigación, el desarrollo y la producción de la vacuna, en fase de prueba, contra el coronavirus SARS-CoV-2, que permitirá doblar su capacidad productiva de dosis de estas vacunas.

La planta (cuya construcción comenzó en marzo en Wuhan, donde se detectaron los primeros casos del virus) tendrá una capacidad de producción de 100 millones de dosis al año, con lo que multiplicará ésta por dos, habida cuenta de la misma capacidad productiva de la planta inaugurada en Pekín el pasado mes de abril, informó hoy la empresa a través de un comunicado de prensa publicado en su página web.

El pasado 24 de junio, la farmacéutica estatal china Sinopharm anunció que comenzaba la tercera fase de las pruebas clínicas en Emiratos Árabes Unidos de una posible vacuna, desarrollada conjuntamente con el Instituto de Productos Biológicos y Virología de Wuhan y la Academia China de Ciencias.

Otras vacunas
Por su parte, el pasado día 29, la compañía biofarmaceútica CanSino Biologics anunció la aprobación del uso interno en el Ejército de la nueva vacuna contra el coronavirus desarrollada conjuntamente con el Instituto Científico Militar.

Por el momento no se ha aprobado el uso generalizado de ninguna vacuna contra el coronavirus, que ha dejado más de 511 500 muertos en todo el mundo, 4634 de los cuales en China, según las cifras oficiales.

Habitualmente, el período para que una vacuna pueda estar disponible para su uso a nivel masivo es de al menos entre 12 y 18 meses, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque Pekín ha acelerado los procesos debido a la emergencia sanitaria y ha permitido que se lleven a cabo al mismo tiempo algunos estudios en la primera y segunda fase. 

Con información de EFE

LEE: China: Descubren nueva cepa de la gripe porcina con potencial de convertirse en pandemia

LEE: China adopta la polémica ley de seguridad para Hong Kong