Viernes, 30 de octubre del 2020

#Alerta Noticias

998-131696

Crece el robo de bicicletas en Lima y su venta en el mercado negro durante la pandemia

Aumenta robo de bicicletas durante la pandemia. Canal N

Agentes policiales consideran a la bicicleta como un vehículo de transporte con el que se debe tener especial cuidado

El robo de bicicletas se ha incrementado considerablemente a propósito de su mayor uso en estas épocas de COVID-19 en la que se ha convertido en un método de transporte que evita contagios y es sostenible.

Los ladrones solo se valen de cizallas para romper las cadenas en estacionamientos, árboles o rejas donde se dejan las bicicletas. Algunas de estas son llevadas a almacenes clandestinos de la avenida Emancipación, en el centro de Lima.

En la calle las pintan, modifican y venden al mejor postor como si fueran nuevas, pese a que ya han pasado por varias modificaciones.

Algunos jaladores piden incluso que los clientes le digan la ruta que habitualmente harán, de este dato dependerá la calidad de bicicleta robada que se ofrezca. Ellos mismos aseguran que nadie podría detectar que el vehículo es robado.

Uno de estos almacenes clandestinos, al que ingresó Cuarto Poder, se encuentra en una quinta de la calle Angaraes, también en el Cercado de Lima. La habitación llena de aros y ruedas es la que abastece a los compradores.

El delito no solo es de robar la bicicleta, sino también el de almacenar y vender una bicicleta robada es receptación. Los agentes de la región policial de Lima Centro hicieron un operativo y encontraron gran cantidad de bicicletas robadas y hasta sillas de ruedas.

Tenían también stickers de hospitales del Estado. Este mercado negro mueve gran cantidad de dinero al día y todo gracias a los robos que ocurren a diario en la ciudad. 
Ahora, los agentes policiales consideran a la bicicleta como un vehículo de transporte con el que se debe tener especial ciudado